• Categoría de la entrada:Salud

Amamantar es un proceso natural, que además de proteger la salud del bebé, también previene enfermedades en las madres.

“Nostros, las mujeres latinas solíamos tener la costumbre de amamantar a nuestros hijos”, señaló Lorena Medina, Educadora de Lactancia en el centro Esperanza Health, “pero al llegar a este país nos “aculturamos” —incorporar a las normas culturales de EEUU a las nuestras— y, cada dia menos mujeres amamantan,”.

Es importante que las mujeres estén al tanto de los beneficios, tanto para la madre como para su bebé, que tiene la lactancia materna, entre ellos, reduce el riesgo a desarrollar cáncer de seno.

Según un estudio publicado recientemente por el Instituto de Cáncer Nacional, las mujeres que amamantan a sus hijos por un periodo de un año o más, reducen su riesgo de desarrollar cáncer de mama por un 5% a 10%, sin contar otros factores.

También se concluyó que de las mujeres que amamantaron y que después desarrollaron cáncer, son menos propensas a que les regrese el mal.

Por eso, Medina, una madre quien amamantó a sus hijos, se dedica a reunir madres en un grupo de apoyo para concientizar, no sólo sobre la importancia de la lactancia materna si no también sobre el cáncer de seno.

“Las madres, especialmente las jóvenes, tienen que entender que es un proceso natural cómo parte de la maternidad y necesario para mantener la salud del bebé y de la madre”, explicó Medina.

A Cynthia González, madre de un pequeño de 18 meses, no le importa el qué dirán al amamantar a su bebé en espacios públicos “porque es algo completamente normal y humano”.

“En mi familia hay un historial de cáncer y al darle pecho a mis hijos me ayuda a reducir los riesgos de desarrollar cáncer de mama”, comentó González, “Tampoco aumenté mucho de peso y mi bebé está bien nutrido”, agregó.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta