• Categoría de la entrada:Salud

Las verduras de hoja verde, como las espinacas o la col rizada, pueden evitar el avance de la demencia senil y puede ayudar a evitar el Alzheimer.

Así lo revela un estudio de la Universidad de Rush, en Chicago (EEUU).

“Perder la memoria o las habilidades cognitivas es uno de los mayores temores de la gente cuando envejece”, asegura una de las investigadoras que ha participado en el estudio, Martha Clare Morris, según recoge en un artículo el portal Lainformación.com. “Dado que la degradación de la habilidad cognitiva es central en enfermedades como el Alzheimer u otras demencias, aumentar el consumo de verduras de hoja verde podría ofrecer una forma sencilla, barata y no invasiva de proteger el cerebro” del avance de estos males.

En el estudio realizado en la Universidad de Rush contaron con 950 adultos de avanzada edad (unos 81 años). Durante cinco años se registró que aquellos que consumían más verduras de hoja verde tenían un menor desarrollo de enfermedades de demencia senil. De hecho, aquellas personas que comían de una a dos porciones de estos alimentos conseguían tener unas mentes 11 años más rejuvenecidas que aquellos que no las ingerían.

¿Esto a qué se debe?

Según el artículo, los compuestos que más ayudan a mantener una mente sana están la vitamina K, la luteína, el ácido fólico y el betacaroteno. Entre las verduras recomendadas se encuentran las espinacas, la col rizada, la berza y hojas de mostaza.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta