• Categoría de la entrada:Prevención

En casi todos los hogares se usan productos que contienen materiales peligrosos o químicos.

Si bien el riesgo de que se produzca un accidente con productos químicos es leve, saber cómo manipular estos productos y cómo reaccionar durante una emergencia puede reducir el riesgo de lesiones.

  • Compre solo la cantidad de productos químicos que crea que va a usar. El material que sobre puede compartirse con vecinos o donarse a empresas o agencias benéficas o gubernamentales. Por ejemplo, puede ofrecer el pesticida que sobre a un invernadero o centro de jardinería, y los grupos de teatro con frecuencia necesitan la pintura que le sobre. Algunas comunidades cuentan con cambios organizados de desechos, mediante los cuales pueden intercambiarse o donarse desechos y productos químicos peligrosos domésticos.
  • Conserve los productos que contengan materiales peligrosos en su envase original y nunca retire las etiquetas, a menos que el envase se corroa. Los envases corroídos deben volver a empaquetarse y marcarse claramente con una etiqueta.
  • Nunca almacene productos peligrosos en envases de alimentos.
  • Nunca mezcle desechos ni productos químicos domésticos peligrosos con otros productos. Las sustancias incompatibles, como el blanqueador de cloro y el amoníaco pueden reaccionar, prender llama o explotar.
  • Siga las instrucciones del fabricante sobre el uso adecuado de los productos químicos domésticos.
  • Nunca fume mientras usa productos químicos domésticos.
  • Nunca usa laca para el cabello, soluciones de limpieza, productos de pintura ni pesticidas cerca de llamas (p. ej., llama piloto, velas encendidas, chimeneas, estufa de leña, etc.). Aunque es posible que no pueda verlas ni olerlas, las partículas de vapor que se encuentran en el aire podrían prender o explota.
  • Limpie de inmediato cualquier derramamiento de productos químicos. Use trapos para limpiar los derramamientos. Use guantes y protección para los ojos. Deje que los gases de los trapos se evaporen al aire libre, luego deséchelos en el cubo de basura envueltos en periódico y dentro de una bolsa plástica cerrada.
  • Deseche los materiales peligrosos correctamente. Lleve los desechos domésticos peligrosos a algún programa de recolección local. Hable con la agencia ambiental o de desechos sólidos de su condado o estado para saber si hay algún programa de recolección de materiales domésticos peligrosos en su área.
  • Coloque los números de los servicios médicos de emergencia y del centro de control toxicológico cerca de todos los aparatos telefónicos. En una situación de emergencia, es posible que no tenga tiempo de buscar los números de teléfono importantes.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta