• Categoría de la entrada:Salud

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud “cada día miles de personas mueren a causa de enfermedades prevenibles transmitidas por alimentos, tales como: Hepatitis A, gastroenteritis, amibiasis, cólera, fiebre tifoidea, intoxicaciones alimentarias, entre otras

Las enfermedades transmitidas por alimentos constituyen un problema serio en todo el mundo, siendo los lactantes, niños pequeños y ancianos los que presentan mayor riesgo de enfermar al ingerir alimentos contaminados.

Por lo general, los alimentos contienen pequeñas poblaciones de bacterias, las cuales pueden multiplicarse hasta alcanzar poblaciones capaces de producir enfermedades cuando éstos son sometidos a manipulación, cocción o almacenamiento incorrectos.

Este problema puede evitarse siguiendo pasos sencillos de higiene.

El manual de Capacitación para diferentes grupos meta (manipuladores de alimentos, consumidoresm, escolares, mujeres), desarrollado por la OMS sugiere cinco pasos claves para la manipulación segura y las prácticas de preparación de los alimentos.

1.-Mantenga la limpieza: Lávese las manos antes de preparar alimentos y a menudo durante la preparación, así como también después de ir al baño; lave y desinfecte todas las superficies y equipos usados en la preparación de alimentos; proteja los alimentos y las áreas de cocina de insectos, mascotas y de otros animales (guarde los alimentos en recipientes cerrados).

2.-Separe los alimentos crudos y cocinados, y de los listos para comer: use equipos y utensilios diferentes, como cuchillas o tablas de cortar para manipular carne, pollo, pescado y otros alimentos crudos.

3.-Conserve los alimentos en recipientes separados para evitar el contacto entre crudos y cocidos: cocine completamente los alimentos, especialmente carnes, pollo, huevos y pescado; hierva los alimentos como sopas y guisos para asegurarse que ellos alcanzaron 70°C (158°F). Para caarnes rojas y pollos cuide que los jugos sean claros y no rosados. Se recomienda el uso de termómetros; recaliente completamente la comida cocinada.

4.-Mantenga los alimentos a temperaturas seguras: No deje alimentos cocidos a temperatura ambiente por más de dos horas; refrigere lo más pronto posible los alimentos cocinados y los perecibles (preferiblemente bajo los 5°C (41°F); no guarde comida por mucho tiempo, aunque sea en la heladera. Los alimentos listos para comer para niños no deben ser guardados. No descongele los alimentos a temperatura ambiente.

5.-Use agua tratada y materias primas seguras: Seleccione alimentos sanos y frescos; para su inocuidad, elija alimentos ya procesados, tales como leche pasteurizada; lave las frutas y hortalizas, especialmente si comen crudas; no utilice alimentos después de la fecha de vencimiento.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta