• Categoría de la entrada:Seguros

Hay en el mercado asegurador una pregunta que es necesario aclarar. que está referida a la disipar la duda de si las autorizaciones emanadas de la Sudeseg, son intrasferibles o nó.

¿Puede una persona natural o jurídica que ha sido autorizada por la superintendencia de la actividad aseguradora para comercializar contratos de seguros prestar/autorizar/delegar/nombrar a otra persona para que se encargue de administrar, mantener, cuidar su cartera de seguros?

Con el objeto de exponer claramente la respuesta, este nuevo reafirmando conocimientos se basará en regulaciones establecidas en la ley de la actividad aseguradora.

Responderemos a esa pregunta exponiendo los conceptos sobre:

  • Actividad aseguradora.
  • Significado de operación de la actividad aseguradora.
  • Su exclusividad.
  • La intermediación.
  • Las sanciones a que puede haber lugar.
Actividad Aseguradora

De acuerdo al artículo 2 de la ley de la actividad aseguradora:

La actividad aseguradora es toda relación u operación relativas al contrato de seguro y al de reaseguro, en los términos establecidos en la ley especial que regula la materia.

De igual manera, forman parte de la actividad aseguradora la intermediación, la inspección de riesgos, el peritaje avaluador, el ajuste de pérdidas, los servicios de medicina prepagada, las fianzas y el financiamiento de primas.

Operación de la Actividad Aseguradora

Una operación de la actividad aseguradora es un acto mercantil, pues la aseguradora cobra una prima por extender un contrato de seguro, mediante el cual se obliga a indemnizar al asegurado o beneficiario,ya sea resarciendo el daño ocasionado por el acontecimiento previsto en el contrato, o bien pagando una suma de dinero igualmente determinada previamente.

Exclusividad en las Operaciones de Seguros
El artículo 15 dice:

La actividad aseguradora sólo podrá ser ejercida por los sujetos regulados, una vez autorizados o registrados por ante la superintendencia de la actividad aseguradora, salvo la excepción prevista en el presente decreto con rango, valor y fuerza de ley.

Sujetos autorizados para realizar la intermediación y asesoría
Artículo 113.

Sólo podrán realizar gestiones de intermediación en operaciones de la actividad aseguradora, las personas autorizadas por la superintendencia de la actividad aseguradora.

Se entiende por intermediarios de la actividad aseguradora, las personas que contribuyen con su mediación para la celebración y asesoría de los contratos.

Sus actividades se regirán por el presente decreto con rango, valor y fuerza de ley, su reglamento y las normas que a tal efecto se dicten.

El artículo 114 establece quiénes son las personas autorizadas para realizar la intermediación en operaciones (comercialización) al exponer:

Sólo podrán realizar gestiones de intermediación en operaciones de la actividad aseguradora, las personas autorizadas por la superintendencia de la actividad aseguradora.

Se entiende por intermediarios de la actividad aseguradora, las personas que contribuyen con su mediación para la celebración y asesoría de los contratos.

El artículo 115 define los tipos de intermediarios
La superintendencia de la actividad aseguradora sólo podrá autorizar para actuar como intermediarios y asesores a:
  1. Los agentes que actúen directa y exclusivamente con una empresa de seguros, de medicina prepagada o sociedad de corretaje de seguros.
  2. Los corredores que actúen directamente con una o varias empresas de seguros o de medicina prepagada.
  3. Las sociedades de corretaje de seguros.
Carácter personalísimo e intransferible de la autorización

El artículo 15 considera que las autorizaciones y registros previstos en la presente ley tienen carácter personalísimo y en tal sentido son intransferibles”.

¿Por qué el carácter personalísimo?

Porque ese carácter personalísimo, implica que cuando actúa como intermediario, está comprometido a asesorar con probidad a quienes conforman su cartera de seguros.

En consecuencia, no podrá ser sustituido por otra persona.

¿Por qué es intransferible?

Porque quien recibe la autorización como intermediario de seguros no puede:

  • Prestar.
  • Autorizar.
  • Delegar.
  • Nombrar a otra persona,

para que se encargue de administrar, mantener, cuidar su cartera de seguros.

Su autorización, equivale a un documento de identidad que no es transferible.

En consecuencia, es personalísimo.

Además, su infracción puede generar consecuencias graves, hasta de índole penal.

Operaciones de seguros sin autorización
Artículo 183.

Quienes se dediquen a las actividades propias de la actividad aseguradora, sin estar autorizados o autorizadas, serán sancionadas o sancionados con prisión de dos a seis años.

Si quien incurre en esta práctica es una persona jurídica, la pena de prisión se aplica a su:
  • Presidente o presidenta.
  • Administradores o administradoras.
  • Ejecutivos o ejecutivas.
  • Directores o directoras.
  • Gerentes.

Factores y otros empleados de rango similar, que hayan intervenido en esas operaciones, de acuerdo al grado de participación en la comisión del hecho.

Autor: Prof: Elías Muñoz

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta