• Categoría de la entrada:Prevención

Cada vez son más las personas que salen a trotar una actividad física saludable y económica al alcance de casi cualquier persona.

Sin embargo, si no realiza de forma adecuada, puede causar esguinces, fascitis plantar y otras lesiones comunes.

Seguir un programa de entrenamiento y acondicionamiento, utilizar ropa y zapatillas adaptadas a la práctica de este deporte, son consejos que evitan gran parte de las lesiones:

1. Prepare un programa progresivo: 

Un calentamiento de cinco minutos seguido de ejercicios de estiramiento, es esencial antes de empezar a trotar. Una vez acabada la sesión, es igual de importante estirar.

2. Corra temprano o a última hora de la tarde:

Para evitar el golpe de calor. No corra cuando los niveles de contaminación son muy elevados ya que esto puede generar problemas respiratorios.

3. Comience a trotar cuando su cuerpo esté un poco frío:

El ejercicio eleva la temperatura; de este modo será más fácil aguantar más tiempo corriendo y en mejores condiciones.

4. Beba agua antes y durante el recorrido:

Se pueden perder entre 170 y 350 centilitros de líquido cada 20 minutos. Por eso, deben beberse entre 300 y 400 centílitros de agua antes de correr y cada 20 ó 30 minutos.

5. Evite el sol: 

Aproveche las zonas de sombra y, si es posible, evite el sol directo. Si es inevitable, utilice un protector solar. Utilice gafas de sol para filtrar los rayos UVA y UVB, o use una gorra para que la cara tenga sombra.

6. Elija calzado adecuado:

Al seleccionar un zapato para correr busque uno que tenga una buena absorción de los golpes, proporcione estabilidad y amortigüe el impacto sobre el pie. Asegúrate de que existe una distancia del grosor del dedo gordo entre la punta de los dedos y la punta del zapato. Cómprelos al final del día, ya que a lo largo de éste el pie aumenta su tamaño.

7. Renueve los zapatos cada nueve meses:

El 60 por ciento de la absorción de los golpes se pierde tras haber corrido unos 500 kilómetros. Por ello, las personas que trotan entre 15 y 20 kilómetros a la semana deben cambiar su calzado cada nueve meses, aproximadamente.

8. Use ropa transpirable:

Salir a correr con mucha ropa puede producir sudor, lo que causa que el cuerpo pierda calor rápidamente, aumentando el riesgo de hipotermia. Se debe vestir en varias capas. La interior debe permitir la transpiración y sacar el sudor de la piel (polipropileno, thermax); la media (no necesaria en las piernas) debe aislar y absorber la humedad (algodón); la capa exterior debe proteger del viento y la humedad (nylon).

9. Evite la noche:

Es preferible correr de día, pero si se hace al anochecer o al amanecer, utilice material reflectivo y hágalo en zonas “seguras”. No use joyas o aparatos de sonido durante el entrenamiento.

10. Mejor en compañía:

Trote con un compañero. Si lo hace solo, lleve identificación o escriba su nombre, número de teléfono, tipo sanguíneo e información médica en la parte interior de sus zapatos.

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta