Cuide sus rodillas

Los dolores de rodillas generalmente son consecuencia de:

  • Sobrepeso.
  • Falta de forma durante la actividad física.
  • No hacer precalentamiento o enfriamiento.
  • No realizar suficiente estiramiento.

Las causas simples de los dolores de rodillas a menudo se resuelven espontáneamente con cuidados personales. Por otro lado, tener sobrepeso puede ponerlo en mayor riesgo de problemas de rodilla.

El dolor de rodilla puede ser causado por:

  • Dolor anterior de rodilla.
  • Artritis: incluyendo artritis reumatoidea, osteoartritis y gota.
  • Quiste de Baker: una hinchazón llena de líquido localizada detrás de la rodilla que puede ocurrir con hinchazón (inflamación) por otras causas, como artritis.
  • Bursitis: inflamación a causa de presión repetitiva sobre la rodilla, como arrodillarse por períodos prolongados, sobrecarga o lesión.
  • Trastornos del tejido conectivo, como lupus.
  • Dislocación de la rótula.
  • Síndrome de la banda iliotibial (un trastorno de la cadera relacionado con una lesión de la banda gruesa que va desde la cadera hasta la parte exterior de la rodilla).
  • Infección en la articulación.
  • Lesiones de rodilla: una lesión del ligamento cruzado anterior o una lesión del ligamento lateral interno pueden causar sangrado dentro de la misma, lo cual empeora el dolor.
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter.
  • Tendinitis: un dolor en la parte frontal de la rodilla que empeora al subir y bajar escaleras o cuestas.
  • Desgarro del cartílago (una ruptura de meniscos): dolor que se siente en la parte interior o exterior de la articulación de la rodilla.
  • Ruptura de ligamentos (ruptura del LCA): lleva a que se presente dolor e inestabilidad de la rodilla.
  • Distensión muscular o esguinces: lesiones menores en los ligamentos causados por torceduras súbitas o no naturales.

Las afecciones menos comunes que pueden conducir a dolor de rodilla abarcan tumores óseos.

Cuidados en el hogar

Para el dolor de rodilla que acaba de comenzar:

  • Descanse y evite actividades que empeoren el dolor, especialmente actividades que impliquen soporte de peso.
  • Aplique hielo, primero cada hora durante 15 minutos y después del primer día, aplicar al menos 4 veces por día.
  • Mantenga la rodilla elevada en lo posible para reducir la hinchazón.
  • Use un vendaje ACE o mangas elásticas, las cuales se pueden comprar en la mayoría de farmacias. Esto puede reducir la hinchazón y brindar apoyo.
  • Tome paracetamol para el dolor o ibuprofeno para el dolor y la inflamación.
  • Duerma con una almohada por debajo o entre las rodillas.

Para dolor de rodilla relacionado con sobrecarga o actividad física:

  • Siempre haga calistenia (precalentamiento) antes de hacer ejercicio y vuelva a la calma (refrésquese) después de esto. Estire los cuádriceps y los tendones de la corva.
  • Evite correr derecho cuesta abajo: en lugar de esto baje caminando.
  • Monte en bicicleta o nade en lugar de correr.
  • Reduzca la cantidad de ejercicio que hace.
  • Corra sobre una superficie lisa y suave, como un sendero, en lugar de hacerlo en el cemento.
  • Baje de peso si tiene sobrepeso. Cada medio kilo de sobrepeso ejerce aproximadamente 2,3 kg extras de presión sobre la rótula al bajar o subir escalas. Pídale ayuda al médico para bajar de peso.
  • Si usted tiene pies planos, ensaye con plantillas de calzado especiales y soportes de arco (ortopédicos).
  • Verifique que sus zapatos para correr estén bien hechos, ajusten bien y tengan buena amortiguación.

Sugerencias para aliviar el dolor de la bursitis de rodilla:

  • Use hielo de tres a cuatro veces por día durante los primeros 2 o 3 días. Cúbrase la rodilla con una toalla y coloque hielo sobre ella durante 15 minutos. No se duerma mientras esté usando el hielo, ya que puede dejarlo allí demasiado tiempo y sufrir una quemadura por frío.
  • Trate de no estar de pie por largos períodos de tiempo. Si tiene que pararse, hágalo sobre una superficie suave y acolchonada. Permanezca de pie con una cantidad igual de peso en cada pierna.
  • Al dormir, no se acueste sobre el lado que tiene la bursitis. Póngase una almohada entre las rodillas cuando se acueste de lado para ayudar a disminuir el dolor.
  • Use zapatos planos que sean acolchonados y cómodos.
  • Si tiene sobrepeso, el hecho reducirlo puede ayudarle.

Cuándo llamar a un médico especialista

Consulte con el médico si:

  • No puede soportar peso en la rodilla
  • Presenta un dolor intenso incluso cuando no está soportando peso
  • La rodilla se dobla, produce un chasquido o se bloquea
  • Su rodilla aparece deforme o desfigurada
  • Presenta fiebre, enrojecimiento o calor alrededor de la rodilla o inflamación significativa
  • Tiene dolor, inflamación, entumecimiento, hormigueo o coloración azulosa en la pantorrilla debajo de la rodilla adolorida
  • Aún tiene dolor después de tres días de tratamiento en el hogar
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *