• Categoría de la entrada:Salud

La comida suele ser la protagonista de las celebraciones de diciembre.

Diciembre es un verdadero obstáculo en la carrera por llegar al nuevo año en buena forma. ¿Cómo reducir los kilos extras ganados en estas fechas?…Aquí los mejores consejos.

-Es importante mantener una dieta equilibrada; no comer menos, sino mejor y en los horarios adecuados, sin saltarse ninguna comida. Es importante fijarse plazos reales y no obsesionarse con la idea de bajar los kilos ganados en tiempo récord. El objetivo es mejorar la salud y la calidad de vida.

-Descansar lo necesario. Está comprobado que dormir poco o mal es un factor que incide en el aumento de peso. Por lo tanto, es muy importante incorporar buenos hábitos a la hora de dormir, tales como cenar de forma liviana, tomar un té de manzanilla un par de horas antes de ir a la cama, y generar un ambiente propicio para el descanso.

-Aumentar el consumo de agua y disminuir las bebidas con gas y alcohol. Una forma de lograrlo es tomar infusiones de té y hierbas, que además ayudan con el proceso de digestión. Hay que beber al menos dos litros diarios.

-No olvidar mantenerse en movimiento. El ejercicio es indispensable para lograr quemar calorías extra, pero sobre todo es una inyección de vitalidad para el organismo. Puedes comenzar con una simple caminata de media hora al día.

-Dentro del amplio espectro de alimentos, incorporar poco a poco aquellos que son más beneficiosos para la salud, aumentando, por ejemplo, el consumo de frutas y verduras. Su aporte de fibra ayuda a acelerar el metabolismo.

-Optar por las carnes blancas, sobre todo pescados, que contienen importantes cantidades de Omega 3, el que protege el corazón, mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa.

-Consumir cereales integrales, ya que con su mayor contenido de fibra ayudan a combatir la obesidad reduciendo la absorción de grasas y azúcares.

-A modo general, para ir ordenándose, considerar para el desayuno un lácteo bajo en grasas, pan integral con alguna proteína como huevo y una fruta. No olvidar tampoco meriendas a media mañana y media tarde. En el almuerzo, por su parte, puede consumir ensalada, carne magra y una porción de carbohidrato, preferiblemente integral. La cena puede ser similar al almuerzo pero sin carbohidratos, y es ideal realizarla temprano

¿Cuál es tu opinión?

Deja una respuesta