Tus miradas y lo que comunicas con ellas es un lenguaje no verbal de suma importancia, al cual es conveniente prestarle mucha atención de lo que lo hacemos.

Con los ojos nos comunicamos y observamos lo que nos rodea.

El que apuntaba que “los ojos son el espejo del alma” no iba mal encaminado.

Las miradas son una de las formas de lenguaje no verbal más potente de todas, sólo hay que estar al tanto de ciertos detalles.

Mirar a los ojos a la otra persona

Estudios científicos avalan que cuando dos personas entablan una conversación y se miran a los ojos, resulta más fácil establecer una buena relación con esa persona.

Nos hace más atractivos a ojos de la persona con la que hablamos.

Si algo te interesa, tus pupilas se dilatan

Nuestra mirada indica información relevante sobre nuestro estado de ánimo.

Y es que cuando hay algo que nos resulta interesante, nuestras pupilas se dilatan.

Parpadear dice algo más

Cuando parpadeamos además de cumplir una función esencial del ojo, indicamos lo tranquilos que estamos. Parpadear en exceso indica que nuestro interlocutor está nervioso.

Cómo nos miramos y cada cuánto

El contacto ocular con el otro y la frecuencia con la que lo hagas te hará más creíble en tu discurso.

Es una de las formas más recomendadas para agradar y expresar sinceridad en lo que cuentas.

Evitar cruzar la mirada con el otro tiene connotaciones negativas.

Aunque mirar fijamente a alguien puede significar que le quieres intimidar.

Lo que dices si miras hacia arriba

Es un gesto que indica sarcasmo y desprecio.

También puede señalar aburrimiento o molestia con el tema que se trata.

Si es arriba a la derecha, querrás decir que estás intentado rescatar una imagen de tu memoria, y a arriba a la izquierda, que estás construyendo de forma creativa una imagen en tu mente.

Lo que dices si miras hacia abajo

Si tu mirada es hacia abajo estás diciendo que estás triste o tímido.

Si es abajo y a la derecha, es la mirada de quién tiene una conversación consigo mismo.

Y si es abajo a la izquierda, es la de quien está pensando algo relacionado con sus sentimientos.

Aprende a leer las mentiras en los ojos

Como dice el refrán “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”, y es que desviar la mirada a la izquierda también quiere decir no contar al cien por cien la verdad.

Todo esto acompañado de ciertos tics y torpeza al hablar.

Deja un comentario

Menú de cierre