El tratamiento del hipotiroidismo consiste en restablecer la concentración de la tiroxina, una hormona tiroidea también conocida como T4.

Se administra T4 y no triyodotironina (T3) porque la primera posee mayor semivida. Además, en el organismo una parte se transforma en T3, con lo que no es necesario reemplazar esta última.

Salvo excepciones, el tratamiento del hipotiroidismo es de por vida. No obstante, con la dosis adecuada los pacientes hipotiroideos no poseen limitación alguna para sus actividades.

El medicamento utilizado por excelencia es la levotiroxina, que se debe prescribir con la menor dosis posible que sea capaz de reestablecer los niveles de la T4.

Estableciendo la dosis adecuada

Para establecer la dosis adecuada, el médico llevará a cabo una evaluación del paciente basándose en:

  • El peso
  • La edad
  • La historia clínica

Después de establecer la dosis, a las seis u ocho semanas, el médico realizará otras pruebas para medir los niveles en la sangre de la T4 y TSH.  La tirotropina o TSH es la hormona estimulante del tiroides, se produce en la hipófisis para regular la producción de hormonas tiroideas.

Si la prueba no refleja las condiciones fisiológicas, se le cambiará la dosis de fármaco al paciente hasta que los resultados sean adecuados.

Un paciente de hipotiroidismo bien tratado es aquel que tiene un peso acorde a la talla, niveles de T4 entre 4 y 10 ug% y TSH entre 0,5 y 5 uUl/m

Consideraciones

Hay unos casos concretos en los que el ajuste de la dosis ha de ser más específico:

  • Personas mayores de 60: la dosis para estas personas ha de ser menor que en las personas más jóvenes. El ajuste debe ser gradual para prevenir problemas cardíacos.
  • Embarazo: las mujeres que están en periodo de gestación, probablemente han de volver ajustar su dosis.
  • Bebés, niños y adolescentes deben de realizar exámenes periódicos. La dosis ha de ser menor que la de los adultos ya que se basa, en parte, en el peso de la persona.
  • Adultos y niños que han sufrido cáncer de tiroides. Estos pacientes deben tomar levotiroxina para evitar que la hipófisis produzca la TSH. Sin ella, la tiroides no crece y se reduce la posibilidad de que recaiga en otro cáncer. Han de realizar exámenes médicos más a menudo para prevenir problemas del corazón y de los huesos.
Recomendaciones

Se recomiendan una serie de pautas si se está bajo el tratamiento del hipotiroidismo, entre ellas:

  • Si decide cambiar la marca del medicamento que está utlizando, debe informar a su médico para evitar cualquier complicación.
  • Es recomendable tomar la medicación en ayunas. La alimentación puede interferir en la absorción del medicamento, sobre todo las dietas ricas en soja o fibra.
  • Aunque los síntomas mejoren, no debe abandonar el tratamiento sin haber consultado previamente a su médico.
  • Precaución si toma suplementos alimenticios o medicamentos que se unan a los ácidos biliares. Se recomienda esperar aproximadamente unas 4h antes de la administración del tratamiento.
  • Mantener una dieta equilibrada, los pacientes  con hipotiroidismo tienden a aumentar de peso, por lo que se recomienda una dieta baja en grasa y rica en frutas y verduras.

Una manzana al día mantiene lejos al doctor

-Proverbio-

También debe tener en cuenta estos síntomas si esta bajo tratamiento sustitutivo de las hormonas tiroideas y comentárselo a su médico:

  • Pérdida rápida de peso
  • Sudoración
  • Inquietud o temblores
  • Palpitaciones

Estos síntomas son típicos de un exceso de actividad de las hormonas tiorideas. El hipertoridismo se puede producir si tenemos una dosis más elevada de la requerida.

Otras alternativas en el tratamiento del hipotiroidismo

Existen algunos pacientes para los que se valoran otras dos opciones de tratamiento:

  • Comprimidos de T3 y T4.  Estas pastillas pueden provocar efectos adversos como la ansiedad . A pesar de ellos, algunos pacientes dicen encontrarse mejor con esta prescripción que solamente con T4.
  • Hormonas “naturales” producidas con tiroides seca de cerdo o vaca. La tiroides animal seca puede ayudar a reemplazar la insuficiencia hormonal, pero en la actualidad no se receta a menudo. Está en desuso porque los diversos lotes de tiroides animal pueden producir cantidades diferentes de T3 y T4. Dicha situación compromete la salud del paciente.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here