Trabajar más de 8 horas, algo muy perjudicial y riesgoso para nuestra salud física y mental.Es importante dedicar un tiempo para familia y nosotros mismos.

“Trabajar más horas no necesariamente implica rendir más”, confirma un estudio publicado por el Center for a New American Dream,que propone un recorte de la semana laboral como medida para aumentar la productividad. 

Desarrolle buenos hábitos

Si es de los que se siente mal por irse antes que su jefe o levantarse de su puesto a las seis de la tarde en punto, no lo sienta más.

Está en todo su derecho, y además es una buena costumbre que le puede evitar ciertos perjuicios.

No obstante, además de la falta de productividad, también existen ciertos riesgos para la salud y el desempeño profesional que pueden ser irreparables.

Riesgos

Según la psicóloga Karen Guerrero, el mayor riesgo de trabajar en exceso es el síndrome de Burnout.

En consecuencia, este hace referencia al agotamiento de las herramientas cognitivas producto del cansancio:

  • Pérdida de la concentración.
  • Pérdida de la memoria.
  • Aumento de la ansiedad.
  • Síntomas depresivos.
  • Dolores musculares.
  • Trastornos de sueño.
  • Dolores de cabeza.

En este sentido, estadísticas presentadas por el organismo estadounidense, indican que las personas que trabajan 11 horas al día tienen 2,5 veces más posibilidades de deprimirse y 60% más probabilidades de tener una enfermedad cardíaca.

¿Y la familia?

Por otra parte, la vida familiar también se ve afectada en casos de sobreempleo.

Así, el 75% de los padres que trabajan 8 o más horas de lunes a viernes dicen no tener suficiente tiempo para dedicarse a sus hijos, en tanto el 59% no tiene suficiente tiempo para sí mismo.

Deja un comentario

Menú de cierre