Superación Personal, el motor que nos impulsa, por eso es un proceso que no se termina  sino que cambia constantemente con el tiempo y las circunstancias.

Muchas personas afirman que desean superarse y avanzar por encima de sus creencias y

hábitos negativos.

Olvidan, sin embargo, que se requiere:

  • Una fuerte disposición.
  • Un gran deseo de cambio para retar la costumbre.
  • Vivir de mejores maneras. 

Ya se ha dicho desde hace centurias, que la vida es cambio.

En consecuencia, el cambio es un proceso constante e inevitable.

La biología nos impone:

  • Nacer.
  • Crecer.
  • Envejecer.
  • Morir.

En medio de esa irremediable lógica biológica, es posible vivir de una manera positiva y

productiva.

Más, no todos lo hacen,,

Sea porque no quieren o porque no encuentran la manera de crear el destino que sueñan.

En cuanto a las causas de esta limitación hay varias explicaciones posibles:

  • El temperamento, que nos predispone a la acción o a la pasividad.
  • La crianza que nos condiciona a maneras acordes con las exigencias del entorno.
  • La determinación personal, que nos permite elegir entre empinarnos o arrastrarnos frente a las circunstancias y los retos cotidianos.

Sea cual sea la causa a la cual le endosemos nuestra actual situación de vida, es posible superarse y vivir una vida más:

  • Alegre.
  • Armónica.
  • Productiva.

Para ello, se requiere como condición primaria, un fuerte deseo de superación.

El deseo de superación es un impulso que emana de:

  • La consciencia de las propias necesidades.
  • Del potencial.
  • De las oportunidades.

Es un afán, un sentido de urgencia de cambio positivo, que experimentan algunas personas

y que los induce a definir metas, hacer planes y movilizar tiempo y energía en la

consecución de los resultados anhelados.

Este impulso tiene el poder de incrementar la creatividad, favorecer la iniciativa e

intensificar la voluntad.

Todo esto repercute favorablemente en la autoestima, en un ciclo positivo que se

retroalimenta a si mismo de manera recursiva.

A mayor autoestima, mas acción, y si hay más acción habrá más logro.

A mayores logros, más alta autoestima.

En algunas personas el deseo de superación es muy intenso y constante, mientras que en

otros resulta débil e intermitente.

No es sorpresa que quienes tienen un deseo de superación fuerte y sostenido, sean los que

por lo general muestran mayores logros y satisfacción por la vida que tienen.

Para desarrollar el deseo de superación sugiero aplicar algunas estrategias:

1. Acepte la importancia que tiene en la vida el deseo de superación.
2. Imagine como sería su vida si fuera capaz de lograr sus mas anhelados objetivos.
3. Céntrese en los beneficios del logro más que en los temores o culpas habituales.
4 Haga una lista de conocidos y amigos con deseos de superación y mantenga comunicación con ellos al menos una vez por semana.
5. Lea libros y artículos sobre Autosuperación.
6. Visualícese logrando metas altas y disfrutando del placer de esos logros.
7. Colóquese metas diarias, semanales y mensuales, para crear el hábito de pensar en la superación.
8.Lea biografías de personas exitosas.
9. Interprete los aparentes fracasos, como entrenamientos que le acercan a un mayor éxito.
10. Prepárese. Los especialistas y graduados suelen ser mejor pagados.
11. Tenga paciencia. Los cambios pueden ofrecer resistencia y tomar un lapso de adaptación.

Autor:Lic. Renny Yagosesky
Comunicador Social
Asesor Orientador
Escritor
Conferencista

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Menú de cierre