Quería “limpiar su sistema”.

Esa fue la razón que una mujer de 59 años, le dió a los médicos del servicio de urgencia que la atendieron en el King’s College Hospital de Londres.

Puesto que le preguntaron, por qué había bebido tanta agua.

La paciente, cuya identidad se desconoce, padecía una infección urinaria.

Su doctor le recomendó tomar “abundante líquido”, específicamente 284 ml cada media hora.

Sin embargo, la mujer bebió aún más, por lo que terminó con una “sobredosis” de agua.

El extraño caso fue documentado en la revista BMJ Case Reports por los médicos que la trataron.

“Durante su visita al servicio de emergencia, ella se puso progresivamente temblorosa y confusa.

Vomitó en varias ocasiones, estaba nerviosa y tenía dificultades para comunicarse”, describieron las doctoras Laura Christine Lee y Maryann Noronha.

La mujer fue diagnosticada con niveles de sodio peligrosamente bajos en su sangre.

En consecuencia, los médicos inmediatamente comenzaron un tratamiento.

Sobre todo, basado fundamentalmente en restringir el consumo de agua a un litro en 24 horas.

Efectos de la sobredosis

“Recuerdo haber visto mi mano temblando violentamente y me preguntaba si podría

detenerla.

Después, me di cuenta de que todo mi cuerpo temblaba”, recordó la paciente en la misma revista.

La mujer debió permanecer en observación durante 24 horas.

Más, su recuperación total demoró un poco más.

”Me tomó una semana sentirme ‘normal’ de nuevo.

Sin embargo, si soy honesta, creo que me sentí cansada por al menos otra semana más”, aseguró.

¿Cuánta agua tomar?

Según indican las doctoras Lee y Noronha, una “sobredosis” de agua efectivamente

puede ocurrir si una persona bebe mucho líquido en un corto período de tiempo.

Los síntomas de este tipo de cuadros incluyen:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor de cabeza.

En casos más serios, el cerebro puede hincharse, provocando:

  • Confusión.
  • Convulsiones.
  • EL coma.
  • La muerte.

A raíz de esto, entonces, surge la pregunta:

¿Cuánta agua es recomendable tomar?

“Frecuentemente,les recomendamos a nuestros pacientes beber ‘abundante agua’.

‘Mantenerse hidratados cuando no se sienten bien”, explicaron las doctoras, según informó el periódico británico Daily Mail.

Sin embargo, matizaron que “hay escasa evidencia detrás de ese consejo en el manejo de enfermedades infecciosas leves”.

El agua es muy importante para que el correcto funcionamiento del organismo.

Es un componente esencial de todos los tejidos, es un medio de transporte y participa en reacciones metabólicas, además de mantener la temperatura corporal, entre otras funciones.

“El agua es esencial para la vida.

El ser humano puede sobrevivir varias semanas sin comida, pero solo unos cuantos días sin agua”, explicó la nutricionista Cecilia Cruz.

La especialista sostiene que la cantidad adecuada de agua que una persona debe beber en condiciones normales, se estima en relación al peso corporal y actividad que realice,además del clima en el que se encuentra.

La recomendación general es consumir entre 6 y 8 vasos de 200 ml de líquido al día.

Lo ideal es que sea agua pura, pero la leche, los jugos y las sopas también se consideran en esta categoría.

Asimismo, se aconseja no esperar a sentir sed para beber agua, sino que hacerse el hábito de tomarla con frecuencia.