Siniestro de Automóvil, cómo agilizar su proceso de pago es algo esencial para generar una satisfacción efectiva al cliente, por parte de la compañía y el asesor.

Cuando sucede un siniestro, es de suma importancia conocer varios aspectos, a saber:

El primer elemento,  es de lo cual va depender casi todos los pasos siguientes.

Es decir,  el plazo del que se dispone para reportarlo a la aseguradora.

Tomemos como ejemplo, el Seguro de Automóvil.

Para este caso, disponemos de 5 días hábiles para realizar el reporte, después del evento.

Por otra parte, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha de aviso del siniestro, poner a disposición del Asegurador, el vehículo asegurado para efectuar el ajuste de los daños correspondiente al siniestro reclamado.

Generalmente, se recomienda hacerlo en el centro de inspección de la aseguradora, con el fin de llenar el formulario y que el perito haga el avalúo de los daños.

De no ser posible, puede coordinar que el perito vaya a su caso u oficina para realizarlo.

También, es posible hacerlo por teléfono, llamando al centro de atención de la aseguradora o por internet.

Particularmente, le sugiero la primera opción.

Es importante aclarar, que una cosa es el reporte del reclamo y otra es la entrega de recaudos.

Resulta, que  la entrega de recaudos debemos hacerla  dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la fecha de aviso del siniestro.

En caso que no le sea posible, puede solicitar por escrito a la aseguradora, una prórroga.

Casi  todas las aseguradoras, le suministran una lista de talleres para que usted escoja cual le es más conveniente, de acuerdo a su ubicación.

En vista de que no es un secreto para nadie:

  • La escasez de repuestos.
  • El volumen de los siniestros.

Con frecuencia, hay que concertar una cita con el taller.

Por qué ?

Porque no tiene sentido que su carro esté en el taller ocupando un espacio si no se disponen de los repuestos para repararlo.

En consecuencia, es recomendable, aunque no es su obligación:

  • Buscar por lo menos dos cotizaciones de repuestos por su cuenta.
  • Facilitárselos a la aseguradora.

Si es muy “Urgente”, puede comprar el repuesto, previa autorización de la aseguradora y luego, solicita el reembolso.

Otra alternativa, una vez efectuado el ajuste de daños,  es:

  • Buscar un taller de su confianza.
  • Pedir un presupuesto, el cual deberá ser aprobado por la aseguradora.

En este caso, una vez aprobado, tendrá que posteriormente pedir el reembolso.

Es importante mencionar, que es conveniente resaltarle a la compañía que se trata de un reembolso.

Sin duda , que le ha permitido agilizar el proceso de pago.

No obstante,  el condicionado de la póliza establece un máximo de 30 días para recibir la indemnización, una vez entregado todos los recaudos.

Lo ideal sería, que le solicitara a la aseguradora una fecha tentativa de pago, ya que todas trabajan con cronogramas de pagos.

En caso de retraso, converse con su asesor de seguros para que le ayude a obtener el pago en el menor tiempo posible, haciendo hincapié que se trata de un reembolso.

De no ser positiva esta acción, puede acudir a la Superintendencia de la Actividad Aseguradora  a través del:

  • Número 0-800 7258734, (0212) 905 15 76 y (0212) 905 15 68.
  • Al correo salasituacional@sudeseg.gob.ve.
  • Página web, http://www.sudeseg.gob.ve/

Autor: Federico Salomón.

 

Deja un comentario

Menú de cierre