Seguros para Pymes, cómo escoger la mejor alternativa, ya que eligir la cobertura adecuada no es tarea fácil, pues existen múltiples posibilidades y costos.

Frente a este panorama, es fácil caer en errores que pueden llevar a gastos innecesarios o incluso  arriesgar el patrimonio.

Muchas pymes aún descuidan o postergan este importante rubro,  a pesar de la:

  • Inseguridad.
  • Los accidentes.
  • Los desastres naturales

A la hora de emprender, deben asesorarse en diferentes campos, entre ellos los seguros.

Por lo tanto, este constituye un aliado fundamental para proteger su negocio.

Con el objetivo de entender el panorama de las pymes,  a continuación se explica los principales errores a la hora de contratar un Seguro.

1. Proteger los bienes equivocados

El empresario suele pensar en los problemas más frecuentes en lugar de centrase en los que – aunque más esporádicos- podrían poner en riesgo la continuidad de su empresa.

Habitualmente las pymes se aseguran contra riesgos menores, como por ejemplo:

  • Robo de los automóviles, que a nivel macro no significarían un problema de raíz para el negocio.

A la hora de pensar qué asegurar, la pregunta que se debe plantear es:

¿Qué tipo de incidente podría llevar a la desaparición de la compañía?

Hay que proteger los aspectos clave del negocio.

Una pyme que tras un siniestro de gravedad deba paralizar su producción, por ejemplo seis meses.

Entonces, si contrató correctamente su cobertura, podrá disponer de los recursos necesarios para reconstruirse y continuar.

Se deben considerar especialmente los seguros de:

  • Incendio.
  • Pérdida de beneficios.
  • Responsabilidad civil, entre otros.

2. Olvidar actualizar los bienes asegurados

Desconocer el alcance de la cobertura contratada se transforma en el principal problema ante un siniestro.

Las coberturas implican obligaciones por parte de las pymes, que en la práctica después no se cumplen.

Por ejemplo, es común que se cuente con seguros técnicos que cubren parte del equipamiento electrónico o maquinaria.

Las mismas obligan al asegurado informar las bajas y altas de los bienes a medida que se van produciendo.

Por desconocimiento, o porque se teme incrementar los costos, muchas veces no se informan los cambios en dichos bienes.

No revisar las condiciones, podría suponer una sorpresa a la hora de declarar un siniestro que creías tener cubierto.

3. Elegir la aseguradora solo por presupuesto

Entre los mayores errores que se cometen está el fundamentar la elección de un seguro únicamente por su precio.

El principal problema no es el costo, si no la posibilidad de terminar pagando por una cobertura que ante una contingencia no permitirá reponer lo perdido.

Lo mejor, es analizar con detalle cuáles son las necesidades de la firma para contratar las coberturas esenciales.

Es verdad que en el mercado del Seguro no existen productos de fácil entendimiento para las empresas medianas y chicas.

Sin embargo,  es importante seleccionar un asegurador responsable, que analice la situación y presente un plan integral a medida, construido a partir de las exposiciones y posibles riesgos.

4. Postergar la contratación

Es fundamental comprender que un siniestro puede frenar por completo la operación de una empresa y esto, especialmente para una pyme, puede significar el fin de la compañía.

Así mismo, es claro que la principal causa para seguir sin asegurarse es la falta de información.

El desconocimiento de los posibles riesgos, lleva a considerarlos, en una primera instancia, una molestia para el negocio.

Pero cada día que se pasa sin cobertura, es una potencial oportunidad de perder todo aquello por lo que se ha trabajado tan duro.

Lo ideal es asesorarse con productores especializados, que comprendan la situación particular y conozcan a fondo los diferentes niveles de exposición y riesgo del rubro en el cual la pyme se desempeña.

5. No entender a los seguros como parte del costo de operaciones

A la hora de plantear la planificación financiera, la contratación de seguros suele pasar a un segundo plano.

Una empresa consciente del riesgo que se asume al no estar asegurado, entiende que no es algo optativo o accesorio.

Estar asegurado ayuda a evitar que las pymes, aún cuando el evento sea de gran magnitud, no  desaparezca como tal.

Fuente:Buena Fuente.

Deja un comentario

Cerrar menú