Aunque estos remedios pueden ayudarnos a aliviar el dolor de muelas no sustituyen el tratamiento médico. Si tienes mucho dolor , ve al médico

Podría decirse que el dolor de muelas es uno de los peores que podemos sufrir.

No se lo deseamos ni a nuestro peor enemigo.

Puede estar causado por la presencia de caries, el deterioro de la pieza dental o incluso un problema en la mandíbula.

En este artículo te contamos sobre los mejores tratamientos naturales para reducir esta horrible dolencia.

Remedios caseros para aliviar el dolor de muelas

Cuando nos duele una muela no sabemos muy bien cómo actuar.

Muchos temen ir al dentista porque los tratamientos son algo “intimidantes”.

No obstante, si el dolor persiste es preciso consultar con un especialista.

Para no tener que esperar a la cita y reducir los síntomas con anticipación te recomendamos los siguientes remedios caseros:

1. Perejil

No dudes en tener unas ramitas de perejil fresco en tu cocina.

Te servirán para darle sabor y aroma a tus comidas, pero también para tratar el dolor de muelas.

Al masticar algunas hojitas de esta planta, se desprenderá una sustancia relajante para las encías y piezas dentales.

Además, el hecho de mascar algo genera endorfinas en el cerebro (una hormona que reduce el dolor).

2. Agua oxigenada

El peróxido al 3% desinfecta y desinflama.

Es uno de los elementos indispensables en el botiquín de primeros auxilios.

  • Puedes mezclarlo con agua en partes iguales para reducir su sabor amargo.
  • Haz buches con este líquido varias veces al día.

3. Té negro

Una vez que te prepares la infusión, no arrojes la bolsita a la basura.

Puede servirte como remedio casero para el dolor de muelas.

El ácido tánico de esta hierba tiene efectos analgésicos y desinflamatorios, por ello actúa tan bien en los procesos infecciosos.

Moja un poco antes de aplicar junto a la encía.

4. Licor

Este truco casero no es apto para los niños.

No debemos beber el licor, sino hacer enjuagues con él.

  • Trata de que el líquido tome contacto con la muela afectada y manténlo, al menos, 2 minutos en la boca.
  • Luego, escupe y enjuaga con agua.

El alcohol tiene un efecto sedante y “duerme” la zona dolorida.

Puedes usar whisky, tequila, ron o cualquier bebida “fuerte”.

5. Ajo

Se trata de uno de los alimentos más completos que existen y que desde hace siglos se usa como medicina por sus propiedades antiobióticas y antiinflamatorias.

El ajo reduce el dolor de muelas casi al instante.

  • Puedes partir un diente por la mitad y apoyarlo en el interior de la boca, justo encima de la pieza enferma.
  • Deja todo el tiempo que puedas y repite varias veces al día.

6. Clavo de olor

Además de aplicar un clavo sobre la muela afectada, podemos usar también su aceite esencial (se consigue en herboristerías y casas naturistas).

  • Simplemente, se embebe una bola de algodón y se pasa sobre la pieza dolorida.

Esta sustancia es analgésica, antibacteriana y antiinflamatoria.

Debemos agradecer sus efectos al eugenol, su compuesto principal.

7. Hielo

Cuando la muela está inflamada por una infección o herida, una buena idea para reducir la hinchazón y el dolor, es aplicar hielo (tal y como sucede con otras dolencias).

Este remedio casero no cura, sino que alivia los síntomas.

Se puede usar mientras esperamos la consulta con el dentista.

8. Agua con sal

Hacer enjuagues o buches con agua tibia y sal limpia la boca y, además, reduce la infección e inflamación.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de sal (10 g)

Preparación

  • Calienta el agua, sin que llegue a hervir.
  • Agrega la sal y revuelve con una cuchara.
  • Realiza buches por toda la boca, tratando de mantener el líquido sobre la muela afectada.
  • Escupe el agua y comienza otra vez hasta terminar todo el vaso.
  • Repite varias veces al día.

9. Patata

Cuando está cruda la patata suelta mucho líquido, el cual tiene la capacidad de desinflamar, cicatrizar y relajar.

  • Es tan fácil como cortar una rebanada pequeña y colocar sobre la encía y la muela que duelen.
  • Cuando se seque, retira y pon otra.
  • Puedes repetir las veces que sean necesarias.

10.Bicarbonato de sodio

Otro remedio casero que te puede ayudar si tienes dolor de muelas.

Ayuda a eliminar el sarro, que provoca muchos problemas en las encías y aumenta la posibilidad de padecer caries.

Además, el pH del bicarbonato contrarresta el crecimiento bacteriano.

Eso sí, no debemos abusar de este elemento ya que puede ser abrasivo para el esmalte de las piezas dentales.

Ingredientes
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
Preparación
  • Calienta el agua y retira antes de que hierva.
  • Añade el bicarbonato y remueve bien.
  • Haz buches con esta preparación, permitiendo que el líquido penetre entre la encía y la muela afectada.
  • Repite el procedimiento varias veces a lo largo del día.

11. Cebolla

Actúa de forma similar a la patata, ya que la cebolla también desprende jugos con propiedades cicatrizantes, calmantes y antiinflamatorias.

  • Pica una cebolla en juliana y coloca una rebanada pequeña sobre la muela afectada.
  • Cuando esté seca cambia por otra.

12. Manzanilla

El té de manzanilla es muy bueno para cicatrizar heridas y reducir la acción bacteriana.

Puedes aplicar una bolsita usada de la infusión, previamente mojada, sobre la muela afectada o bien hacer buches con el té tibio.

Fuente: Mejor con Salud.

Deja un comentario

Cerrar menú