Redes sociales y el lenguaje soez es quizás un tema que quizás sea poco común pero considero de suma importancia que influye en nuestra vida cotidiana.

Con el mal uso de las redes sociales, los usuarios han olvidado la educación y las normas de conducta que vienen de casa.

Sobre todo, quedando en entredicho en muchas ocasiones la personalidad del usuario

No se puede obviar el auge que han tenido las redes sociales y su impacto en la vida de los usuarios:

  • Niños.
  • Adolescentes.
  • Adultos.

En consecuencia, lamentablemente los adultos hemos y estamos realizando un aporte nefasto para los niños y adolescentes.

Lenguaje Soez

Como resultado,  le estamos diciendo con nuestro lenguaje soez, que es normal y educado hacer uso de las grosería y de los comentarios sarcásticos en sus vidas en Internet.

Por lo tanto, las normas sociales que hacen que todas aquellas acciones que se desarrollan a través de la web:

  • Foros.
  • Chats.
  • Publicaciones…

para que sean agradables y respetuosas y buscar poder convivir sanamente en la red, sean sustituidas por «nueva normas sociales soeces »

  • En el uso adecuado del vocabulario apropiado.
  • El cuidar las faltas de ortografía.
  • Restringir las abreviaturas,entre otras

Además, parece que estamos destinados a destruirlo para las futuras generaciones.

Por qué?

Por que  estamos convirtiendo la Internet en el arma más letal e insegura.

Sobre todo,que está permitiendo la destrucción de la educación y las normas de conducta que vienen de casa.

La mayor parte de las desgracias que afligen a la humanidad, tienen su origen en la ignorancia.

Porque en los pasos en los que guiamos a las nuevas generaciones, les inculcamos:

  • Ideas erróneas.
  • Principios falsos.
  • Desconocimiento absoluto de sus deberes sociales y educativos.

En consecuencia,llevándolos a la ignorancia que les corrompe con malos hábitos todas las fuentes de sus virtudes y sus sentimientos, dañándolos como individuos y por ende, a la sociedad

Manual de urbanidad y buenas maneras de Antonio Carreño

IV. — Por medio de un atento estudio de las reglas de la urbanidad y por el contacto con las personas cultas y bien educadas, llegamos a adquirir lo que especialmente se llama buenas maneras o buenos modales.

Lo cual no es otra cosa que la:

  • Decencia.
  • Moderación y oportunidad en nuestras acciones y palabras.
  • Delicadeza y gallardía que aparecen en todos nuestros movimientos exteriores,

revelando la suavidad de las costumbres y la cultura del entendimiento.

XXIV. — Para llegar a ser verdaderamente cultos y corteses, no nos basta conocer simplemente los preceptos de la moral y de la urbanidad:

Es, además, indispensable que vivamos poseídos de la firme intención de acomodar a ellos nuestra conducta.

Y que busquemos la sociedad de las personas virtuosas y bien educadas, e imitemos sus prácticas en acciones y palabras.

Reaccionemos y empecemos a dar el verdadero y justo ejemplo a las nuevas generaciones y por qué no, también a la actual, pues nunca es tarde para aprender ……

Autor: Carlos Pacheco

Deja un comentario

Cerrar menú