Venezuela constituye un mercado con características propias en lo que se refiere a la venta de carros, sobre todo cuando algunas de las principales automotrices no han ensamblado nuevos carros en el país este año.

Ante esta realidad, la oferta principal de carros proviene del mercado secundario o de carros usados.

A diferencia de otros mercados, en el país además los carros de segunda mano tienden a comportarse como bienes que conservan el valor e incluso funcionan como refugio ante fenómenos como la inflación y la devaluación.

En medio de esta dinámica, existen algunas recomendaciones que se pueden aplicar para realizar la mejor inversion en este ámbito:

Visite concesionarios y particulares:

Algunos concesionarios se dedican a la venta de carros de segunda mano al contado o a consignación. Puede contrastar la oferta por esta vía con la que ofrezcan personas naturales para el modelo de vehículo en el que está interesado.

Compare los precios:

A través de portales especializados que permiten contactar de manera directa con los vendedores podrá ubicar referencias en cuanto al precio de los carros. Se recomienda monitorear el mercado durante un tiempo prudencial antes de tomar una decisión.

Desconfíe de las ofertas y no adelante dinero:

Los carros demasiado caros o excesivamente baratos son sospechosos. También es poco recomendable enviar un adelanto de dinero para ver el carro o asegurar el negocio, ya que podría tratarse de una estafa.

No compre vehículos muy antiguos:

Una buena medida es adquirir modelos que no tengan más de 100 mil kilómetros recorridos ni más de ocho años de antigüedad. Esta precaución puede tener incidencia en los riesgos de accidente o desperfectos mecánicos.

Atento al kilometraje:

El cuentakilómetros es una pieza que puede ser objeto de manipulación, por lo que vale la pena reconfirmar la cifra que indica tomando en cuenta el grado de desgaste de las piezas, algunas de las cuales pueden evidenciar un mayor recorrido.

Documentación al día:

Exija al momento de cerrar la compra tener todos los papeles en regla para evitar complicaciones posteriores. El vendedor debe tener en su poder la documentación original del carro y suministrarle las facturas de los últimos servicios realizados, de ser posible.

Revise con cuidado:

Se dice que quienes cuidan el carro por dentro lo cuidan de forma integral. Pero no hay que dejarse llevar por una tapicería y tablero bien cuidados sino que se deben verificar también las luces, los retrovisores y los cauchos, al menos.

Pida una prueba de manejo:

Antes de llegar a firmar papeles, es recomendable realizar una prueba de manejo del carro que desea comprar. Es solo en este momento cuando se puede notar si no hay detalles en la dirección, los cambios o si no hay ruidos extraños en el motor, por ejemplo.

Examine las piezas:

Verificar con cuidado la carrocería y la pintura puede dar pistas acerca de posibles accidentes que haya sufrido la unidad. Descartar golpes o abolladuras es una acción recomendable en este sentido.

Lleve su mecánico:

Acudir con un profesional a la revisión del carro que se desea comprar puede hacer la diferencia. Un especialista no solo puede verificar si el modelo está en óptimas condiciones sino también valorar si el precio solicitado es el correcto.

Deja un comentario

Cerrar menú