A pesar de esto, desde A.M. Best se explica que el mercado de reaseguros a grandes rasgos vislumbra unos resultados razonables para 2016.

En consecuencia, los factores que lo explican son:
  • La falta de grandes pérdidas derivadas de catástrofes en los Estados Unidos.
  • Las estrategias de gestión de capital que se han impulsado.
  • Unas favorables liberaciones de reservas.

El informe apunta que “las condiciones siguen siendo competitivas.

Incluso, cuando las tasas de cesión han comenzado a subir, impulsadas por las condiciones relativamente estables en el mercado.

Algunos observadores creen que podemos estar cerca del final del actual mercado blando.

Puesto que los corredores están experimentando:

  • Una mayor dificultad para llenar los programas de bajo precio.
  • Las demandas de nuevas concesiones con el objetivo de disminuir los términos”.

Sin embargo, añade la agencia de calificación:

Los márgenes actuales de suscripción de los años de accidentes seguirán siendo presionados para el corto plazo.

Por qué?

Porque, las tasas se mantienen en mínimos históricos.

Junto a esta perspectiva, se suma que el capital de terceros continúa buscando un pedazo más grande del pastel.

No obstante, la velocidad de la capacidad del mercado de capitales que entra en el mercado reasegurador parece haber disminuido en comparación con años anteriores.

Además, algunos mercados colateralizados han mantenido plana su capacidad, incapaces de encontrar adecuadas oportunidades.

En opinión de A.M Best, esta es una respuesta saludable al entorno actual del mercado.

El sector mundial del reaseguro sigue estando, en todos los casos, sobrecapitalizado.

Para 2016, A.M. Best y GUY CARPENTER estiman que la capacidad del reaseguro, que incluye 75.000 millones de dólares (71.179 millones de euros) de capacidad alternativa, probablemente aumentará ligeramente hasta los 420.000 millones (398.607 millones de euros) en comparación con 2015.

La suscripción se convierte en un gran contribuyente

La nueva realidad para el mercado de reaseguros reflejará una industria en la que los retornos son menos impresionantes y la suscripción tendrá más peso en el total de los beneficios con una:

  • Selección de riesgos más cautelosa.
  • Diversificación de la oferta de productos.
  • Alcance geográfico más amplio.

La agencia asevera que “esto, combinado con la capacidad de aprovechar el nuevo capital ‘más barato’ que ingresa al mercado de los inversionistas que no tienen experiencia en reaseguro y suscripción, podría conducir a un éxito significativo para algunos, aunque no todos ganarán al final”.

Por último, los jugadores más sólidos serán los que han sido conservadores en la suscripción y en las reservas.

Aquellos que  han sido capaces de desarrollar un libro de negocios que seguirá siendo relevante para el mercado de hoy.

Como resultado, permite cambios rápidos dentro y fuera de las líneas de negocio en función de las condiciones del mercado, así como las empresas que han creado experiencia en la gestión de capital de terceros a su propio beneficio y son capaces de participar en la nueva era de consolidación sin quedar fuera del juego.