El seguro de transporte ampara las mercancías contra las pérdidas o deterioros a que se vean expuestas durante su transporte normal.

Este tipo de pólizas cubre los riesgos o azares propios del transporte, cuya causa se encuentre fuera del control del asegurado.

Categorías del seguro de transporte:

  • Seguro Marítimo
  • Seguro Terrestre
  • Seguro Aéreo
Seguro de transporte marítimo
Garantiza los riesgos de navegación que puedan afectar tanto al buque transportador como a la carga transportada.

Los riesgos pueden ser pérdida total del buque, abandono debido al naufragio, abordaje, incendio, temporal, echazón, explosiones de calderas, averías o roturas de máquinas.

Seguro de transporte terrestre
Cubre los despachos terrestres efectuados por el asegurado, en vehículos autorizados, desde el momento que salen del almacén de origen, durante el tránsito y hasta su llegada al almacén de destino.

La cobertura aplica contra las pérdidas o daños materiales a los bienes asegurados a consecuencia de los siguientes riesgos que afecten al vehículo transportador: choque, vuelco, embarrancamiento, incendio, rayo, explosión, huracán, tornado, ciclón, desplome de puentes, alcantarillas, muelles y plataformas, deslizamiento de tierras, crecientes de aguas navegables, varadura, encalladura o hundimiento de embarcaciones lacustre, fluviales o marítimas de servicio regular que se utilicen como medio de transporte auxiliar.

Seguro de Transporte Aéreo

Cubre desde que la mercancía sale desde el almacén de origen, hasta el destino final bien sea en el aeropuerto y/o almacenes del asegurado.

 

Deja un comentario

Menú de cierre