Primas cobradas vs. número de asegurados, es lo que a continuación procede a analizar el actuario Felipe Hernandez  en el siguiente escrito, el cual resulta interesante conocer.

No obstante a los crecimientos de las primas, subidas y bajadas en el ranking de algunas empresas por éstas, me surge una duda.

En mis humildes análisis he dado siempre mayor enfásis a los números de asegurados que a las primas.

Sobre todo en este lustro, donde la hiperinflación ha distorsionado el crecimiento normal de la actividad.

Las carteras en números de asegurados sin temor alguno puedo afirmarlo que ha disminuido drásticamente.

¿Por qué ?

Porque antes, un empleado medio podía pagar primas de dos ramos que representan el 90% de la cartera de pólizas como son la de salud y vehículos, hoy día no.

Esto ha cambiado porque la capacidad de pago de este nicho de asegurados ya ha dejado de pagar pólizas.

Resulta que, al menos lo noto en mi cartera, no sé si a otros colegas le ocurre igual.

Hoy un salario de 100 millones de bolívares mensuales no cubre ni la canasta básica, menos le da para pagar la prima de salud de su póliza, y  sin duda, la de auto.

Y a duros esfuerzos para la de RCV con servicio de grúa.

Reducción a la vista

Por lo tanto, esta situación del decrecimiento del número de asegurados es lo que está conllevando a las aseguradoras a:

  • Eliminar oficinas a nivel nacional.
  • Reducir espacios y personal en oficina principal .

En caso contrario, si fuera por el crecimiento de primas, no deberían hacerlo.

Es decir, más bien incrementar la plantilla de trabajadores y los espacios.

En efecto, es lamentable, porque el seguro se estaba masificando hacia un nicho que por su condición de bajos ingresos no había podido acceder.

En consecuencia,  ahora se perdió  esa expectativa.

Por el contrario, ahora más bien está subiendo a otra escala de la élite económica y  se perdió el trabajo.

Pérdida del poder adquisitivo

Hace un tiempo venía alertando de la poca capacidad de pago y de ahorro de la gente,  que podría estar alcanzando a los asegurados.

Sobre todo, indicando quienes podrían mantener sus pólizas serían algunos empresarios.

Ahora, independientemente de su tamaño , son los que pueden generar y tener ingresos para pagar las primas.

Sin embargo, el número de empresas y negocios han decrecido en casi un 50 %.

Resulta que según cifras, hay aproximadanente activas unas 4 mil empresas entre medianas y grandes .

Como resultado,  el ramo patrimonial de las primas no llegan a 5% del total.

Dramático el panorama, porque  se está sustentando nuestra actividad con un minúsculo número de asegurados.

No obstante, no debemos de dejar de hacer una reingeniería en la actividad.

Es decir,a que se entienda que es tan importante el número de asegurados como el monto de las primas.

Es simple, porque las tasas de riesgos son estimadas con un numero de asegurados.

De cualquier manera, si las aseguradoras no logran tener ese mínimo número de asegurados, no podrán tener el justo equilibrio para cumplir con la contraprestación monetaria en el caso de siniestros.

Finalmente,espero que los que dirigen en la actividad entiendan que con sólo primas no se sustentará la actividad.

Hay que retomar la ley de los grandes números pero incluyendo a los números en asegurados.

Autor: Felipe Hernandez.

Deja un comentario

Menú de cierre