Usar casco es importante siempre que se traslade en una moto, sea como conductor o como acompañante.

No solamente se trata de que sea obligatorio, ni de que al infringir esta normativa de tránsito se pueda recibir una multa.

El casco puede llegar a salvarle la vida y además reduce en gran medida las lesiones o consecuencias de un accidente.

Dos de cada tres accidentes de moto se producen en la ciudad, no necesariamente en la carretera, incluso circulando a baja velocidad.

Los traumatismos no siempre son generados por el exceso de velocidad, sino por el fuerte impacto que recibe la cabeza al golpear el pavimento directamente, sin la barrera que representa el casco.

La Oficina General de Contaduría de Estados Unidos (GAO) ha estudiado y probado que los motociclistas que usan el casco tienen un 73% menos de mortalidad que los que no usan el casco.

Los motociclistas que usan el casco tienen hasta un 85% menos de lesiones graves que los que no usan casco.

En su «Reporte al Congreso: Beneficios del Cinturón de Seguridad y Cascos de Motocicletas», la estadounidense NHTSA (Administración Nacional de Seguridad del Tránsito) confirma que los cascos de motos tienen una efectividad del 67% en la prevención de lesiones cerebrales y quienes no usan el casco tienen tres veces más posibilidades de sufrir daños cerebrales que los que lo usan.

Cómo nos protege el casco

El casco está formado por una carcasa exterior, una carcasa interior, la pantalla y un relleno para hacerlo más cómodo para el que lo utiliza.

• La carcasa exterior extiende la energía del impacto por toda la superficie del casco.
• La carcasa interior absorbe la energía del impacto.
• La pantalla protege los ojos y las vías respiratorias.

¿Por qué usar el casco?

La primera y más importante razón es que puede salvarle la vida, así de sencillo. Pero si aún no se ha convencido le damos estas razones:

• El casco protege no solamente la cabeza, sino el cerebro y la cara.
• Su uso constituye una auténtica barrera, impidiendo el contacto directo del cráneo con cualquier tipo de objeto filoso o contundente.
• El casco absorbe gran parte del golpe, reduce la aceleración y el movimiento del cerebro dentro del cráneo.
• Distribuye la fuerza del impacto, evitando que el golpe se concentre en un punto determinado de la cabeza.

Deja un comentario

Cerrar menú