¿Alguna vez se le ha cerrado el carro con las llaves dentro? O, peor aún, ¿ha perdido las llaves?

Perder las llaves o dejarlas dentro del carro siempre es desagradable, pero fácilmente solucionable cuando nos pasa cerca de casa y disponemos de una segunda copia. Lo más problemático es cuando nos vamos de viaje y nos vemos envueltos en esta situación. Por este motivo siempre es recomendable llevar otro juego.

Como consejo que parece obvio pero que no es a prueba de despistados: es mejor guardarlas en sitios diferentes y no dentro del carro.

Esto es lo más sencillo. Lo complicado surge cuando no disponemos de un segundo juego a mano.

En este caso lo primero es llamar al servicio de atención al cliente de la marca del vehículo ya que por un mínimo costo te pueden ofrecen una copia de las llaves, lo que es mejor que romper y cambiar todos los cilindros.

Si la llave es con código el proceso es más lento y costoso si no disponemos de ninguna copia. Lo primero que tendrá que hacer será acreditar la propiedad del vehículo y disponer del código de la llave que se entrega junto a la documentación.

Si has dejado las llaves dentro, evita, por todos los medios, romper el cristal o forzar la cerradura porque esto puede aumentar el costo. Lo más adecuado es que llames directamente a un cerrajero o a un concesionario.

Pero la mejor solución, seguro que ya sabe cuál es: tener en todo momento las llaves del carro controladas. Se ahorraría un buen disgusto.

Deja un comentario

Cerrar menú