Pago de deuda a finales de Octubre crea incertidumbre por un posible retraso de días en la fecha de pago correspondiente.

Los inversionistas con bonos venezolanos se preparan para un agitado período en las próximas cinco semanas.

Es decir, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro enfrenta el pago de una deuda de $3.500 millones.

A diferencia de los pagos de los últimos 12 meses, que también generaron preocupación, los próximos se sitúan en un nivel completamente nuevo.

Por qué ?

Porque estos no tienen el periodo de gracia de 30 días con los que contaban los anteriores.

Además, algunos de los bonos tienen como respaldo una participación mayoritaria en Citgo.

Sin duda, esto podría poner en juego una de las mayores refinerías en Estados Unidos.

“No hay margen para errores”, dijo a Bloomberg Ray Zucaro, máximo responsable de inversión de RVX Asset Management, que tiene sede en Miami y posee bonos de PDVSA.

Sin embargo, no aquellos con pagos del capital en los próximos meses.

“Sería una crisis existencial, como retirar el bloque clave en el juego del Jenga”.

Al atribulado gobierno de Maduro le ha costado pagar a tiempo en los últimos 12 meses debido a:
  • Problemas en la cadena de bancos.
  • Depositarios.
  • Otros agentes que hacen llegar el dinero a los acreedores.

Por otra parte,hay que tener una mayor vigilancia de las transacciones financieras del país en el contexto de las sanciones que impuso el gobierno de Donald Trump.

En el pasado, un retraso de unos días no importaba mucho porque las reglas de los bonos admitían cierta flexibilidad.

No obstante,  no es el caso de un pago de $842 millones de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) que vence el 27 de octubre.

En efecto, este corresponde a la amortización de bonos con vencimiento en 2020, ni de los $1.100 millones de un bono que vence el 2 de noviembre.

Las preocupaciones de los inversionistas se centran en que algún tipo de demora pueda desencadenar un incumplimiento accidental.

Asimismo, lo que se suma a la especulación de que algunos fondos de cobertura implacables puedan tratar de desencadenar un evento crediticio.

Es decir, a los efectos de poner las manos en Citgo.

Los bonos de Petróleos de Venezuela SA que vencen en 2020 tienen como respaldo una participación accionaria en Citgo Holding en el caso de incumplimiento de un pago.

Un administrador de cartera de uno de los diez mayores tenedores de bonos de PDVSA dijo a Bloomberg:

En realidad, nuestra firma vendió todos los bonos al 2017 en el transcurso del último mes debido al riesgo.

De igual fomra, se  inclinaron  por los bonos al 2020 dado el valor de la garantía.

“Lo que está en juego es mucho”,  señaló Victor Fu, director de estrategia soberana de mercados emergentes de Stifel Nicolaus & Co.

Si bien la probabilidad de un incumplimiento accidental parece pequeña, “las demoras podrían tener consecuencias catastróficas”.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here