Nuevas tecnologías podrían reducir la brecha de protección aseguradora, logrando una integración significativa para ampliar la cobertura de los riesgos.

El potencial que tienen las tecnologías digitales para reducir la brecha de protección aseguradora no se basa solo en el resultado de los rápidos avances en:

  • Conectividad.
  • Movilidad.
  • Cloud computing.
  • Análisis de «grandes datos».
  • Redes sociales.

También, refleja las deficiencias de los modelos de negocio tradicionales.

Por otra parte, las ineficiencias inherentes del mercado de seguros y que la digitalización está obligada a mitigar.

Además, este potencial es  más pronunciado en las líneas como:

  • Autos.
  • Salud.
  • Propiedad.

Actualmente, existe  un consenso sobre  las mayores virtudes que se recibirán a través de los seguros digitalizados.

Específicamente, relacionado con la reducción de costes y el desarrollo de nuevos productos y soluciones centradas en el cliente.

“La clave para que las aseguradoras descubran este potencial y aprovechen la enorme brecha de protección es integrar:

  • La tecnología.
  • Los datos.
  • El análisis.

Así lo  revela, The Geneva Association, en un informe publicado recientemente y centrado cómo aprovechar la tecnología para estrechar la brecha de protección de los seguros ‘Harnessing Technology to Narrow the Insurance Protection Gap’.

En lo que respecta a la tecnología , que es el enfoque central de este informe, las aseguradoras aceptan cada vez más, la preferencia de sus clientes por las comunicaciones y las transacciones móviles.

Además, añaden “responden a un nivel mucho mayor de la interacción deseada, como puede ser a través de asesores digitales.

Finalmente, la idea es aprovechar la «explosión» de las fuentes y grupos de datos disponibles, por ejemplo, a través de Internet de las cosas.

Fuente:Inese.

Deja un comentario

Cerrar menú