Moody’s ha rebajado sus previsiones para el sector mundial del reaseguros desde ‘estable’ a ‘negativa’ debido «a una serie de factores que está presionando a los reaseguradores a la vez: un exceso de capacidad, los nuevos entrantes en forma de capital no tradicional, productos sustitutos, bajas tasas de interés y un mayor poder de negociación de los compradores», señala la agencia de calificación en su nuevo informe ‘La perspectiva global del Reaseguro se vuelve negativa’.
De acuerdo a la agencia, el débil mercado actual muestra muchos de los rasgos de la década de 1990, incluyendo un exceso de capital y un aumento sustancial en el poder de negociación de los compradores, y las predicciones de la consolidación del sector. Sin embargo, añade que «hoy la situación no es idéntica a esta década» y una de las diferencias clave es que «los compradores de reaseguro actuales tienen mayores incentivos para mejorar la eficiencia del capital, lo que limita su necesidad de reaseguros», explica Kevin Lee, vicepresidente y senior credit officer de Moody’s y autor del informe. Además, añade: «Una fuerte supervisión regulatoria y la necesidad de una mejor gestión interna han llevado a las aseguradoras a obtener más provecho de sus capitales».

Deja un comentario

Cerrar menú