Mercado de seguros, como escogerlo en forma efectiva debe ser la principal pregunta para todo agente de seguros, tomando en cuenta que la venta es la generadora de sus ingresos.

 

Es algo difícil establecer algo así como “el mejor”, ya que ello implica comparar y discriminar

mercados,pero para aclarar el panorama, es importante valorar varios aspectos.

Comencemos por definir claramente qué es el mercado de seguros.

Según el Financial Times Lexicon, el mercado de seguros es simplemente la “compra y venta de los

seguros”.

Los consumidores o grupos compran seguros para la gestión de riesgos de las aseguradoras que

ofrecen cobertura para riesgos específicos.

Como podemos leer, la referencia directa nos lleva a la relación entre consumidores y aseguradores.

¿Y el intermediario?

La función del intermediario obviamente consiste en asesorar al consumidor que desea cubrir un

riesgo y presentar la propuesta al asegurador para obtener la mejor cobertura posible.

Por lo tanto, el agente de seguros percibe una contraprestación.

En efecto, los involucrados en el sector asegurador están sujetos a una Ley reguladora del mercado

de seguros, debido a la propia complejidad del manejo de los riesgos.

Cada país tiene sus particularidades, y aunque existen principios generalmente aceptados.

Durante el período de formación del profesional de seguros, ha sido muy común inducirlo a que

comience con su “mercado natural”, o sea, familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

Esta es una práctica normal y popular, ya que la necesidad de resultados inmediatos, aconseja

seguir un camino ortodoxo.

Sin embargo, si lanzamos a los noveles a buscar prospectos sin una dirección, la deserción se

multiplicaría desde los primeros días.

Los problemas comienzan al agotarse esta veta de la mina. ¿Qué hacer?, ¿Dónde buscar?

Conocer el mercado de seguros se vuelve crucial en ese momento.

Es ahí donde he desarrollado mi fórmula muy personal:

Crear o descubrir un mercado en el cual no se sufra el desgaste de la competencia.

Ya lo he señalado en otros artículos, competir ferozmente por el mismo mercado donde existen

personajes con más recursos, más experiencia, más conocimientos y más presencia, es una

pérdida de tiempo.

En cambio, si enfocamos nuestro esfuerzo en detectar necesidades que se puedan resolver por

medio de una póliza de seguros, vamos a estar un paso adelante.

Todos los mercados son excelentes.

El mercado de seguros de vida presenta grandes oportunidades y una excelente retribución.

No obstante, el problema es que no a todos nos gusta promover este tipo de producto.

El mejor mercado para la venta de seguros, es aquel en el que te sientes cómodo, que te apasione

y que valga la pena dejarlo todo por atenderlo. Asi de fácil.

¿Te gusta lo relacionado con la medicina, los avances médicos y la atención de la salud?

Pues el mercado de seguros de salud es tu lugar. Puedes convertirte en un agente de seguros

experto en este tema y manejar los mejores planes y productos.

Tal vez lo que te atrae es la producción. El mercado de seguros y reaseguros tiene un lugar muy

especial reservado para ti.

No confundamos términos.

El mejor mercado para la venta de seguros no es aquel donde se perciben las comisiones más altas.

Puedes ganar enormes cantidades de dinero en cualquier mercado, siempre y cuando atiendas esta regla:

“Donde está tu tesoro, está tu corazón”.

Identifica las opciones en base a tus gustos y preferencias y desarrolla una estrategia de ventas de

acuerdo a ellos.

Mientras más te diferencíes de tus competidores, más fácil se vuelve el camino.

Autor: Antonio Ortega Masot

Deja un comentario

Cerrar menú