Dormir con mascotas, a pesar de que pueda ser incómodo o ruidoso, mejora la calidad del sueño.

Ese fue el hallazgo de un nuevo estudio del Centro del Sueño de la Clínica Mayo en Scottsdale (Arizona, EEUU).

Las personas que duermen con perros descansan mejor, porque se sienten más seguras y tranquilas que los que no lo hacen, concluye la investigación en la que participaron 150 pacientes, de los que 74 tenían mascotas  (la mayoría perros y gatos).

Tras realizar un cuestionario los participantes, se determinó que el 56% de los dueños de mascotas permitía a las mismas dormir con ellos, ya fuese en el dormitorio o en la cama. De estos, el 41% reveló que no solo no les resultaba perjudicial dormir con su perro o gato, sino que les ayudaba en el sueño, pues dan sensación de seguridad, compañía y tranquilidad.

«Los profesionales de la salud que trabajan con pacientes con problemas de sueño deberían preguntar sobre el ambiente a la hora de dormir en casa y, en concreto, la presencia de mascotas, para así ayudarles a encontrar soluciones y optimizar su sueño”, explica Lois Krahn, líder del trabajo.

Deja un comentario

Cerrar menú