El paseo en barco es una de las mejores  experiencias que puede llegar a vivir tanto niños como adultos.

Este medio de transporte existe hace mucho tiempo y ha venido mejorando en seguridad, comodidad y tecnología; actualmente hay grandes embarcaciones que pueden medir tanto como un campo de fútbol; son como verdaderas ciudades flotantes.

No voy a hablarte de los riesgos  de un accidente al viajar en barco relacionados con el clima, los choques o el oleaje, pues la seguridad del viaje está fuera de tu alcance; voy a mostrarte cuales son las posibilidades de accidentes en niños relacionadas con el viaje como tal.

¿Cuales son los principales riesgos de accidentes en un barco?

1. Caídas de consideración al correr en forma descontrolada por los pasillos o peor aún, de mayores alturas si el niño se lanza de un piso a otro.

2. Diferentes tipos de trauma al practicar juegos o realizar escaladas.

3. Intoxicaciones con medicaciones o con licor, en caso de dejarlo solo en la habitación  y que el pequeño tenga acceso e dichos elementos considerados peligrosos

4. Alto riesgo de ahogamiento en piscinas.

5. Cualquier otro accidente que pudiera ocurrir si el niño se extravía.

Veamos en base a lo anterior, cuales son los principales consejos que debes tener en cuenta para prevenir accidentes con total efectividad:

Antes del viaje:

Lo primero  es alistar el equipaje adecuado que se va a llevar como ropa adecuada, juguetes para tu niño, medicaciones, y documentación requerida para viajar.

Debes presentarse con tiempo al momento de partir.

Ingresar al barco siempre con tu hijo tomado de la mano o cargándolo, si es del caso.

Dentro de la nave:

Al registrarte, hay que identificar la litera que te asignaron y conocer el personal de seguridad quien te va a brindar información esencial por escrito sobre todas  las condiciones  para prevenir accidentes y  viajar sin contratiempos ; éstas medidas serán fundamentales para que no haya nada para lamentar; no lo olvides.

Luego hay que instalarse en la habitación, y guardar bajo llave objetos peligrosos como licor , medicamentos electrodomésticos y cualquier otro elemento que pueda lastimar tu hijo.

Durante el viaje:

Programa las actividades que vas a desarrollar con tu niño, y acompáñalo mientras éstas se desarrollan.

Mira con atención pues hay atracciones a las que tu pequeño no debe tener acceso.

Supervisa el momento de tomar los alimentos para evitar un atoramiento.

No lo pierdas de vista mientras entra a la piscina, es más, entra con él y respeta las medidas de seguridad en ésta área; no olvides elementos como protector solar, trajes adecuados y buena hidratación.

Al terminar el viaje:

Revisa que todo esté en orden y trata presentarte con tiempo para la evacuación.

Toma al niño de la mano

Baja con cuidado de la nave.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here