El ratio combinado a 30 de junio fue del 95,5%, frente al 96,9% de un año antes.

Además, se ha producido un ligero aumento en las primas brutas suscritas, hasta los 22.000 millones de euros (en junio del pasado año fueron 21.900 millones).

Sin duda, motivado por las mejoras en los precios y el crecimiento en algunas líneas rentables.

El mercado ha presentado una mejora en el resultado de suscripción hasta los 600 millones.

Mientras se comparan con los 400 millones del pasado año.

Esto refleja en parte, la decisión de LLOYD’S de solicitar a los sindicatos que revisaran sus carteras con peor rendimiento.

Así mismo,  la consiguiente acción por parte del mercado de reducir las líneas que estaban teniendo pérdidas.

El beneficio antes de impuestos se ha visto afectado por un retorno de la inversión reducido de 200 millones (1.200 millones un año antes).

Es decir, que está en línea con los bajos rendimientos vistos en la mayor parte de las categorías de activos durante este período.

Por otra parte, el retorno de capital anualizado queda en el 4,3% (en junio de 2017 estaba en el 8,9%).

Mientras que el ratio de retorno de la inversión es del 0,3% (junio 2017: 1,5%).

Respecto a la posición del capital, los recursos netos suman un total de 32.800 millones (31.900 millones un año antes).

“Estos resultados y el regreso a los beneficios demuestran la fortaleza del mercado tras uno de los años más costosos en términos de catástrofes naturales de la pasada década.

Aunque estos resultados son bienvenidos, LLOYD’S continúa concentrándose en mejorar el comportamiento del mercado a largo plazo.

Sobretodo, tomando medidas para abordar las áreas de bajo rendimiento del mercado”, afirma en un comunicado la CEO, Inga Beale.

Finalmente, añade que la corporación continúa centrada “en conseguir que la plataforma sea más competitiva”.

Fuente:Inese.