Si bien para muchos es imposible mostrar una sonrisa a primera hora de la mañana, lo cierto es que levantarnos de buen humor tiene muchas ventajas.

No solo se beneficiará la gente que nos rodea, sino también nosotros mismos.

Comenzar el día con pensamientos positivos es fundamental para disfrutar más de la jornada.

En este artículo te daremos algunos tips para cambiar tu ánimo apenas suena el despertador.

Recomendaciones para levantarnos de buen humor

Quizás seas de aquellas personas que por las mañanas tienen “un humor de perros” y no se les puede decir nada porque ladran y gruñen.

O tal vez convivas con alguien que desde temprano está con “cara de pocos amigos” y mejor ni hablarle.

En cualquier caso, estos consejos son más que interesantes para levantarnos de buen humor y disfrutar de un día más feliz a pesar de los problemas.

1. No retrases tu despertador

Con el móvil ahora es muy fácil presionar el botón de “retrasar” o “sonar en 5 minutos” del reloj.

Sin embargo, eso no es bueno para tu mente ni para tu humor.

¿Por qué?

Porque en ese lapso entre una alarma y la otra, el cerebro trata de dormir y no lo consigue como debería (y, por lo tanto, no descansa).

Además, si siempre usas el sistema de retrasar el despertador, tendrás más posibilidades de quedarte dormido y llegar tarde al trabajo o tener que salir con mucha prisa de casa (sin desayunar, olvidándote cosas, etc).

Lo mejor es poner el reloj en un sitio tan alejado que requiera levantarse para apagarlo.

2. Prepara una rutina previa al descanso

Esto significa que debes hacer todo lo posible para dormir bien si deseas despertar de buen humor.

No olvides que una buena noche, es sinónimo de una excelente jornada.

Por lo tanto, trata de no mirar televisión en la cama (sobre todo películas de acción o noticieros) ni de llevarte los problemas a la habitación.

En cambio, te recomendamos que cenes lo más liviano posible (un estómago repleto causa insomnio, pesadillas y otros trastornos del sueño) y que medites o reces antes de dormir.

Al menos puedes oír un poco de música relajante y, si te gusta la idea, darte un baño de inmersión (o una ducha caliente).

3. Abre las ventanas, cortinas y persianas

El cerebro necesita luz para despertarse por completo (y oscuridad para descansar como corresponde).

  • Por ello, apenas suene el despertador y te levantes para apagarlo, abre las ventanas, las cortinas o las persianas para que entre el sol a la habitación.
  • Si es verano, es la hora perfecta para recibir un poco de aire fresco del exterior.

Sin dudas una excelente manera de estimular la mente y el cuerpo para comenzar el día.

4. Usa un despertador con melodía suave

Si utilizas una alarma estridente o programas para que se encienda la radio, quizás te despiertes sobresaltado y eso aumente tu mal humor.

  • Por el contrario, si la melodía es agradable, amena y relajante el cambio entre sueño y vigilia no será tan abrupto. Puedes también conseguir un despertador que imite la luz solar.
  • Lo importante, es que la música no te haga saltar de la cama.

5. Agradece antes de dormir

Los pensamientos positivos antes de acostarte se mantendrán en tu mente toda la noche y saldrán a la luz por las mañanas.

  • Cuando cierras los ojos debes estar imaginando algo bonito, agradable y que te produzca felicidad. De esta manera no solo tu descanso será más placentero, sino también tu despertar.
  • Puedes aprovechar los últimos minutos del día para hacer una lista mental con todo aquello por lo que merece la pena estar agradecido, o bien con planes que te permitan hacer realidad tus objetivos.

6. Parpadea varias veces

Muchos cometemos el error de frotarnos los ojos cuando nos despertamos; este hábito no solo puede lesionar las retinas, sino también arrugar la cara.

Asimismo, podría considerarse como una manera de demostrar que para comenzar el día debemos “presionarnos”.

  • Si parpadeas varias veces cuando aún estás acostado o te has sentado en la cama tu cerebro se activará de otra manera.
  • Como si no fuese suficiente, con estos movimientos le darás elasticidad a los párpados y evitarás las arrugas y las bolsas debajo de los ojos.

7. Bebe agua

Si bien dejar un vaso con agua en la mesilla de noche durante horas no es una buena idea, puedes ir hasta la cocina y servirte un poco de líquido para activar el organismo.

La boca se refrescará, reducirás el mal aliento antes de cepillarte los dientes y tu temperatura corporal cambiará levemente

Todas estas señales le indican al cerebro que debe salir de su letargo nocturno.

8. Estírate

Para despertarnos de buen humor y decirle adiós a los dolores musculares provocados por una postura incómoda al dormir, es muy importante movernos un poco desde temprano.

  • Solo necesitas un par de movimientos simples, como estirar los brazos, girar la cabeza o rotar los hombros.
  • Así los músculos se pueden despedir de la rigidez por estar horas acostado.

9. Demuestra amor

¿Qué te parece un desayuno en la cama con tu pareja, un mensaje de buenos días para tu mejor amiga o un abrazo para tu madre que está en la cocina?

Al ofrecer amor a tus seres queridos podrás comenzar tu jornada de la mejor manera.

¡Haz la prueba!

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Menú de cierre