Por ejemplo, en un escenario donde el seguro pasa de estar diseñado y vendido para indemnizar ante siniestros, a un seguro basado en la prevención.

Aseguradores Latinoamericanos creen que este cambio en la propuesta de valor puede ampliar su mercado ayudando a reducir la brecha de protección.

El seguro es más atractivo para el cliente e inclusive, se pueden pensar en productos que devuelvan prima si no hay siniestro.

Poder monitorear los riesgos para prevenir siniestros implica un:

  • Importante cambio en la relación con los clientes.
  • Gran impacto en el modelo de negocio y las capacidades y habilidades requeridas por las aseguradoras para ser exitosas.

Las aseguradoras esperan que algunos de sus competidores se adapten a este escenario y sean una amenaza de competencia.

Sin embargo, la mayoría piensa que la mayor amenaza viene de fuera de la industria y que no hay tiempo que perder, que este escenario es real.

Escenario: El seguro pasa de indemnizatorio a preventivo

Es sin duda un nuevo y desafiante mundo para las aseguradoras.

Con un consumidor más:

  • Tecnológico.
  • Empoderado.
  • Exigente.

La tecnología permite cambiar el estatus quo en la industria.

Además, no es más patrimonio exclusivo de aquellos con gran presupuesto.

La economía que ya no permite pensar en un:

  • Resultado financiero para salvar el negocio técnico.
  • A la vez exige ampliar la base de asegurados para tener un mayor resultado.
  • Una regulación creciente que no solo empuja los costos sino pone más capas de burocracia que debe ser atendida.
  • La competencia que ya no viene exclusivamente de otros pares sino que puede venir de cualquier lado.

Todo ello poniendo una fuerte presión en los ingresos y los costos de las aseguradoras.

Sobre todo,obligando a que deban repensar su:

  • Modelo de negocios desde la base.
  • Estrategia de servicio, incluyendo los canales que se utilizan.
  • El nuevo y amplio ecosistema que se abre ante sus ojos.
  • Funcionamiento de  la arquitectura tecnológica y empresarial que se requiere para dar soporte a este nuevo modelo de negocio.

Finalmente, generar los cambios para innovar en productos y servicios apalancados en la estrategia de canales y la arquitectura que se ha diseñado.

Sin embargo, esto no es nada fácil para las aseguradoras.

  • Cambios en las actitudes del consumidor.
  • Posibilidad de consumir servicios a cualquier hora y cualquier lugar.
  • El manejo de la tecnología que tiene en sus manos.

En consecuencia,esto obliga a que las aseguradoras deban pasar de una mirada hacia adentro, hasta ahora más enfocada en sus productos y sus procesos, hacia una mirada desde afuera, una mirada desde el cliente.

Ahora, un cliente tiene más capacidad de cómputo en su móvil que la NASA cuando puso al hombre en la luna.

Entonces ¿cómo sus expectativas no van a ser altas?

Las aseguradoras se encuentran con un cliente que espera:

  • El servicio disponible en todos lados.
  • De forma inmediata, pero con todo lo que es relevante para él.
  • Poder compartirlo con sus pares o grupos de afinidad.
  • Consumirlo de la manera más fácil posible.

A un click y a demanda; solo cuando lo precise.

Esto lleva a que las organizaciones deban enfocarse en entender como espera:

  •  El cliente relacionarse con la institución financiera.
  •  Consumir el servicio.

La tecnología avanza tan rápido que muchas veces supera la capacidad de adopción por parte de las aseguradoras.

Solamente en el mercado de seguros generales, Celent tiene mapeadas 46 tecnologías emergentes que pueden tener impacto en la industria.

Con solo mirar el ABCD de la tecnología emergente, para muchas instituciones financieras esto es más de lo que pueden manejar hoy.

Pero esto no le pasa a nuevos:

  • Entrantes como las InsureTech.
  • Actores que buscan competir con las aseguradoras apalancados por los cambios tecnológicos.

De hecho, estos nuevos actores se sienten cómodos con los cambios vertiginosos.

Además, muchos de los cambios tecnológicos les favorecen.

Por qué?

Porque pueden acceder a tecnologías que antes estaban al alcance solo de los grandes.

De alguna forma, los cambios que se están viviendo nivelan el campo de juego poniendo aún más presión a las aseguradoras.

La competencia entonces amenaza con volverse implacable.

Las aseguradoras están totalmente lanzadas a cumplir su agenda digital e intentar no quedar rezagadas a pesar de todos los frentes que deben atender.

Con nuevos entrantes, también desde industrias adyacentes como cadenas minoristas, jugadores nativos digitales y la amenaza de industrias que pueden sustituir el seguro por una garantía de producto.

El cliente está ávido de una interacción digital.

Por ejemplo, en Brasil el 54% de las transacciones bancarias se dieron en el canal en línea en 2015, siendo el móvil el de mayor crecimiento con  11.2 billones de transacciones en 2015 comparados con 4.7 billones en 2014.

En seguros, las interacciones digitales están muy rezagadas respecto de los bancos, pero el ejemplo en Brasil, parece indicar que el problema entonces no está en la demanda sino en la oferta.

Las aseguradoras necesitan poder innovar si no quieren quedar atrás en este mundo cambiante.

Sin embargo, esto no es fácil para una industria que ve a la innovación como critica para satisfacer a sus clientes pero que solo piensa que es importante para su estrategia.

¿Existen ejemplos de innovación en seguros en la región?

Algunos ejemplos que vemos con interés relacionado al ABCD de la tecnología son:

  • La utilización de inteligencia artificial con capacidades de lenguaje natural para dar servicio al cliente.
  • Ser un asesor virtual de seguros.

Esto se está experimentando ahora y esperamos novedades en el transcurso de este año.

En lo que tiene que ver con seguros del automóvil, es quizás el que más avanzado esta con la utilización de data a través de la telemática para ofrecer productos de pago por uso o según el uso.

Estamos hablando de productos de corta duración o que tienen en cuenta los patrones de manejo para gestionar el riesgo.

Hay ejemplos de esto con RIMAC en Perú, SURAMERICANA en Colombia y PORTO SEGURO SEGUROS en Brasil por mencionar algunos.

En materia de propuesta de interacción digital, vemos casos como los de Wibe (BBVA Seguros) en México y de Youse (Caixa Seguros) en Brasil.

Un nuevo modelo de negocio altamente digital es el de WeSura (Suramericana) en Colombia, que busca ser un seguro entre pares, aunque aún tienen temas regulatorios que resolver de manera que los pares sean quienes asuman el riesgo.

En materia de utilización de Cloud, lo vemos como algo extendido entre las aseguradoras, entre otras cuestiones por un tema de disponibilidad de recursos y por otro lado para poder escalar a demanda.

Esto también es muy utilizado por nuevos entrantes como ser los InsureTech.

Quizás Blockchain sea la tecnología emergente menos desarrollada, aunque la veo con un potencial altísimo de apalancar el negocio digital a un costo muy bajo.

Ya existen aseguradores en la región con planes de hacer pilotos.

Y a nivel mundial la creación de consorcios como B3i y R3 ,va a ayudar a acelerar la adopción en el sector financiero.

Conclusión:

Definitivamente, la transformación que veremos en la industria aseguradora será tremenda.

Al punto que tal vez ni siquiera pensemos en un seguro cuando busquemos protección.

Veo en el futuro, al seguro más como un servicio asociado a una necesidad de protección, con costos más accesibles que los de ahora y una siniestralidad mucho menor.

El cliente no estará comprando un seguro sino que la protección será parte de la garantía del producto.

Todo esto será posible gracias al ABCD de la tecnología emergente.

Fuente:Inese.