La soledad es más que un sentimiento, puede afectar la capacidad del cuerpo para responder ante las enfermedades.

El aislamiento social, es un importante problema de salud que puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 14 por ciento.

Los investigadores han sabido durante mucho tiempo de los peligros de la soledad.

Sin embargo, los mecanismos celulares causado por la soledad, provoca perjuicios en la salud que no han sido bien comprendidos.

La soledad no sólo no es buena consejera.

También, resta eficacia a la respuesta defensiva de nuestro organismo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California (UCLA) acaba de identificar un patrón de expresión genética.

En consecuencia,estás afectan las células del sistema inmune propio de aquellas personas que padecen crónicamente altos niveles de soledad.

Los resultados sugieren que el aislamiento social produce:

  • Una sobreexpresión de los genes ligados a la inflamación.
  • La respuesta antiviral y la producción de anticuerpos se ven mermadas.

La investigación, es la primera que explica desde un punto de vista molecular, por qué el aislamiento social está normalmente ligado a un mayor riesgo de sufrir:

  • Enfermedades cardíacas.
  • Infecciones virales y cáncer.

“Hemos comprobado que lo que cuenta a nivel genético, no es a cuántas personas conoces, si no a cuántas sientes realmente cerca”, matiza Steve Cole, coautor del estudio que publica el Journal of Genome Biology.

Deja un comentario

Menú de cierre