La posición al sentarte refleja como eres,aunque te parezca poco creíble, pues un fabricante de sillas inglesas así lo demostró.

El trabajo de oficina puede llegar a ser agotador, pese a que uno esté sentado la mayor parte del día.

Aquí es la silla la que pasa a ser la compañera diaria de los ejecutivos.

Como resultado, las posturas que estos adopten, aunque usted no lo crea, pueden hablar mucho del tipo de personalidad del trabajador:

  • Simpáticos.
  • Sociables.
  • Obsesivos.
  • Trabajólicos.

Son algunos de los perfiles que se pueden detectar, solo observando la posición que alguien esté acostumbrado a tomar en su asiento.

Y así lo presentó la compañía inglesa Chair Office, especialista en ventas de sillas ergonométricas para empresas.

Esta, quien compartió en su blog – a fines de 2013- una peculiar y humorística infografía.

En ella, se describen las 10 posiciones que pueden llegar a tener los empleados frente a su escritorio y su personalidad.
Estas son:

1. El Jorobado de Notre Dame

Demostrando una seria falta de sociabilidad y felicidad, el Jorobado de Notre Dame pareciera que está cansado todo el día.

Se caracteriza por conversar poco y por evitar ser molestado por cualquier persona de la oficina.

Se encierra en sí mismo , para alejarse de situaciones sociales.

¿Mejor amigo? Nadie.

2. El tipo “cool”

Siempre buscando entregar vibras positivas en toda la oficina.

El tipo “cool” ,es el que todos conocen porque tiene tema para todo.

Es tan estiloso, que hasta su forma de sentarse es glamorosa.

Es la típica persona que ocupa la silla con su parte trasera de frente, para mantener su estatus de “cool”.

3. El nervioso

Esta persona encuentra muy difícil quedarse sentado durante mucho tiempo, balanceándose constantemente en su silla o parándose a caminar por todos lados.

Lo malo, es que haciendo eso molesta a todos sus compañeros de trabajo.

¿Mejor amigo? El extremo.

4. El durmiente

Cada cierto tiempo, este trabajador se olvida qué hora del día es.

En consecuencia, decide tomarse una pequeña siesta, la cual termina transformándose en un gran descanso de una hora.

¿Mejor amigo? El jorobado.

5. El adicto al trabajo

A menudo visto en la oficina haciendo horas extras, el adicto sólo se levanta de su silla para responder al llamado de la naturaleza.

Este trabajador también es quién se sienta de la forma más correcta:

  • Espalda apoyada en el respaldo.
  • Vista fija en la pantalla.

¿Mejor amigo? El jefe.

6. El sociable

Este trabajador es una máquina para hacer amigos -y para hablar.

Siempre, saltando de conversación en conversación sin perderse ningún tema que se trate en la oficina, desde las ganancias de la empresa hasta de la ruptura del tipo de recursos humanos.

Su silla preferida, es la que tiene ruedas, porque así le facilita la movilización.

¿Mejor amigo? El tipo cool.

7. El obsesivo de la salud

Esta persona a menudo rechaza las sillas de la oficina por no ayudar a su condición física.

Por lo tanto, trae su propio asiento, el cuál afirma su cola y mejora la postura.

No sería raro verlo con una pelota de ejercicios como silla.

¿Mejor amigo? El común.

8.- El extremo

Arriesgando su vida, esta persona decide sentarse en la orilla de la silla para así ser el primero en levantarse ante cualquier necesidad.

Nunca se quiere perder algo, así que esta forma de sentarse es su favorita, porque le da movilidad rápida.

¿Mejor amigo? El sociable.

9.- El común

Sencillamente, opta por las típicas sillas sencillas, porque sólo quiere estar sentado.

No es exquisito para sus necesidades.

¿Mejor amigo? Todos.

10.- El jefe

Su silla es un trono, creada con el mejor cuero para demostrar que es el rey del castillo.

El sólo hecho de sentarse allí, le confiere admiración y respeto.

¿Mejor amigo? El trabajador.

Deja un comentario

Menú de cierre