Las Pólizas de Seguros

Las Pólizas de seguros constituyen la base del contrato de seguros y su estructura la dividiremos en 4 partes:

Declaraciones:

Estas tiene por objeto describir a las personas , el objeto a asegurar, el tiempo, la prima, la suma asegurada y en general, toda información que describa con exactitud la situación del seguro.

Condiciones:

En esta sección se encuentran las reglas básicas del seguro. En estas se fijan:

·Las obligaciones del asegurado.

·Algunas responsabilidades del asegurador.

·Requisitos que deben llenarse en el momento del siniestro y las reclamaciones a que haya lugar.

·Detalles acerca de cambios que puedan realizarse en el contrato.

·Subrogación.

·Arbitraje.

·Efectos de las declaraciones falsas.

·Cualquier otra que haga falta.

Coberturas:

En esta sección, el asegurador menciona y describe los riesgos por los cuales se hará responsable.

Exclusiones:

En este aparte, se mencionan todas las causas que quedan fuera del alcance del seguro, como por ejemplo: Guerra, contaminación radioactiva, golpe militar,  etc.

Por otra parte, las exclusiones son necesarias con el fin de combatir el riesgo moral. Si el asegurador no pudiese negarse a pagar una indemnización cuando él haya probado que el siniestro fue culpa del propio asegurado, no podría existir la institución del seguro.