El Gobierno se prepara para enfrentar la sequía que está provocando el fenómeno El Niño y el cambio climático en nuestro país.

De acuerdo con las estimaciones del ministro para el Ecosocialismo y Aguas (Minea), Guillermo Barreto, nuestro país ha sido afectado con inundaciones en Guasdualito y Táchira, pero la peor parte parece ser la sequía que amenaza con extenderse hasta 2016.

Han sido tres años sin lluvias que alimenten los embalses que surten de agua las poblaciones afectadas, y los correctivos no se han hecho esperar.

“Estamos tomando medidas. El ABC es racionar y enviar camiones cisterna a las poblaciones más alejadas y los puntos más altos. El racionamiento nos prepara para la siguiente sequía, que será fuerte”, precisó el titular del Minea.

Toda la costa noroccidental del país es la más afectada por El Niño. El Zulia va a la cabeza con los embalses Tulé, Manuelote y Tres Ríos, que surten a Maracaibo, la Planicie de Maracaibo, la Costa Oriental y el Complejo El Tablazo. Estos tres embalses, a la fecha, están en estado crítico, según el titular del Minea.

Al respecto, explicó que en Maracaibo han tenido que implementar “racionamientos duros” de 36 horas con agua por 72 sin ella (36×72), medida que se vieron obligados a extender de 36 con agua por 108 sin el líquido (36×108).

Como seria calificó Barreto la situación del embalse de Barrancas, que surte a Coro y Paraguaná en Falcón, mientras que el de Mapará, que provee a Churuguara al sur del estado, es crítica; mientras el de Tierra Blanca en San Juan de los Morros, la calificó de delicada.

Detalló el ministro que las zonas más afectadas están en el norte árido venezolano: Zulia, Falcón, Puerto Cabello, Morón y Planta Centro; esta última servida por el embalse Canoabo en Carabobo.

Agregó que el embalse Clavellinos, que surte a Sucre y Nueva Esparta, ha ido bajando “y hay que tomar previsiones”.

En cuanto a Caracas, indicó que los embalses están “en buen nivel”, aunque señaló que igual toman previsiones.

Explicó que Lagartijo se encuentra cerrado y recuperando su nivel, aunque este año, lo han abierto para darle agua a Camatagua, que es el principal surtidor de Caracas.

En el caso de Guarenas-Guatire, indicó que “esa zona la surte Taguaza, que forma parte del sistema del Parque Nacional Guatopo”, y recordó que ese ministerio impulsa el proyecto de represamiento del río Cuira: “desde allí vendrá la solución estructural que a través del Tuy IV dará agua a Caracas, Valles del Tuy, Altos Mirandinos y parte de Vargas”.

Cabe recordar que, en 2011, el entonces ministro para el Ambiente, Alejandro Hitcher, anunció la obra del río Cuira, así como varias plantas de tratamiento enmarcadas en el proyecto Tuy IV. “Se están haciendo estaciones de bombeo, potabilizadoras, redes y colectores de aguas servidas, que está permanentemente en reparación y mantenimiento por lo complejo”, explicó Barreto.