Distorsiones del entorno en la actividad aseguradora, es una situación que nos obliga a reflexionar y decidirnos a tener una actitud más solidaria.

En estos tiempos de país tenemos que enfrentarnos como aseguradores a dos situaciones, una, el deber ser y, otra, la realidad.

Es decir,en un día a día dinámico donde las situaciones aparecen casi simultáneamente y muchas quedan en el aire, dado que la respuesta no está en nuestro alcance, sino en el tiempo país.

El deber ser está en el cómo del bien ser, del bien hacer, mientras que la realidad “no está”, aparece por sí sola dentro de un libre albedrío, es como si amaneciera de pronto.

Sin duda, estamos en una situación que para la actividad aseguradora es inédita, tan igual como cualquier Ciudadano de a pie.

En efecto,  nos tienen en un callejón sin salida .

Incluso, se torna mucho más grave cuando los actores principales de la actividad, no hacen concierto ante tales situaciones.

Por el contrario, salvo pocas excepciones, se vive una dispersión:
  • Aseguradoras.
  • Reaseguradoras.
  • Intermediación.
  • Académicos.
  • Asegurados.

En realidad, no existe respuesta participativa como actividad económica ante las situaciones que comprometen su estabilidad.

Por otro lado, afectando por igual a cada uno de sus actores, no hay concierto.

Es lamentable observar a través de las redes sociales, cómo se fijan  criterios sin tomar en cuenta la situación país.

Arremeten contra la actividad como si estuviésemos en el país de las maravillas.

Los males existentes son parte de un sistema que no funciona.

Resulta que  es como colocar los caballos detrás de la carreta.

Vemos los efectos, pero no el origen. Y este es el tema.

El Deber Ser:

No es posible un análisis de riesgo si sus condiciones ambientales no son tomadas en cuenta.

Por ejemplo, sabemos que el peligro disminuye el azar y este es el pilar fundamental de la incertidumbre.

Al aumentar el peligro, nos aumenta la probabilidad que ocurra el evento.

Por otra parte, la inflación nos aumenta su costo.

La ocurrencia y el costo del evento son los pilares fundamentales de la actividad aseguradora. Este es el Deber Ser.

En economías normales, esto funciona a la perfección.

En nuestro país a pesar de la situación inflacionaria, estamos en esto desde 1.973 o próximo.

Asimismo, hemos convivido con ella y la situación más o menos con habilidad se salía de esos momentos difíciles.

Los casos emblemáticos eran consecuencia de la corrupción e inclusive políticos, no del sistema o de la actividad como tal.

En los actuales momentos, a todo el panorama comentado en el parágrafo anterior le agregamos:
  • Escasez.
  • Especulación.
  • Lo inédito .
  • Las regulaciones.

Estas últimas no regulan sino controlan, – otro inédito – frenan al extremo, que perjudican a la actividad como un todo. Caso Salud.

Un Deber Ser en este ambiente, no es posible.

Cobrar lo justo, una prima suficiente, o pagar el siniestro según el valor del riesgo, no es posible y cada día es menos posible.

El extremo se alcanza cuando el promedio de la prima cobrada es menor que el costo promedio de la pérdida.

Además, quedando por fuera algo más que los Gastos Operativos, es la pérdida en la operación.

Por lo tanto, aumenta la iliquidez de las empresas en la medida que aumenta la:

  • Escasez.
  • Inflación.

Por otro lado, disminuye el poder adquisitivo del asegurado.

Entonces, el Deber Ser, se convierte en algo ingenioso que dependen más de las habilidades y destrezas que de la armonía del riesgo con su medio ambiente.

Esta armonía ya no existe, el peligro es cada día más inminente.

En este estado:

¿Cuál es la justificación de la protección?.

¿Cuánto nos costaría?

La Realidad uno:
Las Operaciones.

Esta dicha todos la conocemos, existen tópicos interesantes de resaltar.

Las aseguradoras son:
  • Empresas de servicios.
  • Venden coberturas.
  • Pólizas para cubrir eventualidades de las actividades diarias inherentes a las personas y sus bienes.
Al ocurrir el evento:
  • Paga el costo del daño.
  • No lo repara.
  • No lo sustituye.

Va al mercado de servicios para la evaluación del daño y pagar la reparación o pagar la reposición.

Cada tipo de servicio tiene un costo y este costo lo fija la empresa que lo presta.

Y esta, está influenciada  por la inflación y la escasez en la adquisición de su materia prima  y gastos operativos.

En consecuencia, todo ello se traslada a la aseguradora que de igual forma asume su propia inflación y escasez.

Al mismo tiempo, todo ello lo asume quien paga la prima.

Este es el círculo vicioso del costo de la cobertura.

Caemos en lo mismo del crecimiento constante del promedio de la prima y el promedio siniestro, siendo mayor este último.

No es posible que la actividad aseguradora por sí sola logre revertir este círculo.

Por ejemplo, cada vez que se aumenta el salario integral, estos incrementos se trasladan  a las empresas de servicios y estas lo trasladan a las aseguradoras.

Luego, las aseguradoras trasladan sus incrementos y el de las empresas de servicios  a los asegurados.

Sin contar los incrementos que sufre la empresa de servicios por la adquisición de su materia prima como consecuencia de la misma inflación y la escasez.

Esta realidad, solo es reversible por cambios en las políticas:
  • Sociales.
  • Económicas.
  • Financieras.

No existe otra salida. No hay cálculo actuarial que valga.

La prima suficiente se vuelve “un mito”.

Realidad dos:
El Consumidor.

Este círculo vicioso descrito en la realidad uno, le pega en el bolsillo a quien paga la prima.

Por qué ?

Por que él también tiene su propio circulo vicioso como consumidor y padre de familia.

Las consecuencias, son:
  • Disminución de capacidad de pago.
  • Establecer prioridades en sus necesidades, etc.

Si a esto agregamos el deterioro continuo de los servicios públicos, nuestro pobre Ciudadano, quien podía pagar su seguro privado con facilidades de pago como una alternativa a falta de la protección pública, cae en el:

  • Desamparo.
  • No tiene ni lo uno, ni lo otro.

Ni lo uno, lo que podía pagar, ni lo otro, los públicos no funcionan.

Y este deterioro es continuo, dado que con su salario, aún con los aumentos, compra cada vez menos, el aumento no llega a los anaqueles.

Realidad Tres:
La Normativa.

Tema importante son las regulaciones que aplican a la actividad aseguradora.

La ley hace exigencias propias de un país cuya inflación ronda en el 2% anual, el país.

Veamos algunos tópicos:
Artículo  54 y subsiguientes.
  1. “La constitución de reservas: No menos del 50% en liquidez, depósitos en bancos o instituciones financieras domiciliadas en el país y reguladas por la ley…” esto es tener dinero en un banco y no utilizarlo.
  2. No menos del 30% denominado en moneda nacional o extranjera emitidos y garantizados por la República……
  3. “Los predios urbanos aptos no más del 20% en predios urbanos edificados de conformidad con lo previsto”….estos predios son los de mayor valorización en estos tiempos.
En este sentido, hacemos la siguiente disertación:

” El Riesgo más alto de la actividad en los actuales momentos es el Riesgo de Liquidez.

Entendemos la iliquidez, como el atraso en los compromisos con los asegurados y/o prestadores de servicios.”

Artículo 63 y subsiguientes.
  1. El Margen debe adaptarse a tratar la problemática del Flujo de Caja[1] que conjuntamente con la Estructura de Reservas inyecte mayor liquidez a las aseguradoras. No olvidemos que  la alta rotación de inventario de los siniestros de casco y salud destrozan la liquidez de las empresas.

Las Reservas y el Margen  tienen que adaptarse al medio ambiente en el cual se mueve el riesgo, como un paliativo a la situación actual.

 Autor: José Vicente Torres Angarita

Caracas, 18_08_2017.

[1] El Margen de Solvencia no puede ser como una tarifa plana. Su formulación tiene que ser según las características  de la economía donde las aseguradoras se desenvuelven.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here