Intoxicación en menores por alcohol es algo que si sucede en realidad, por lo tanto los padres deben estar atentos y vigilarlos en todo momento.

Este uno de los casos que tuve la oportunidad de atender personalmente cuando me encontraba realizando mi segundo año de residencia en Pediatría.

Quizás, es tal vez uno de los casos más tristes que me ha tocado presenciar.

Se trata de un niño de 10 años de edad, quien se encuentra en medio de una gran fiesta.

Su hermana mayor esta cumpliendo 15 años y la celebración está a la altura de las circunstancias.

El niño curioso, empieza a probar inicialmente en pequeñas cantidades los restos de vino que han quedado en las copas con las que se hizo el brindis.

La madre lo advierte y de inmediato retira las copas de la mesa pero su padre no cree que esta situación sea importante.

Incluso, permite que el niño pruebe otro tipo de licor en pequeñas cantidades pues “es bueno que como machito desde pequeño se acostumbre al licor ”.

Pasan cerca de 3 horas y nadie ha vuelto a ver el meno.

La madre inquieta empieza a buscarlo y después de unos minutos lo encuentra afuera del salón principal.

El chico esta tirado en el suelo, ha vomitado y presenta una convulsión (como un ataque) moviendo todo su cuerpo sin parar.

El episodio no cede y la familia decide montarlo de inmediato en su auto para llevarlo al centro hospitalario más cercano.

Ahora el niño es llevado a una unidad de cuidados intensivos (UCI), pues su condición es crítica ya el licor,ha hecho una:
  • Intoxicación alcohólica.
  • Hipoglicemia(disminución del nivel de azúcar en la sangre).

En consecuencia,terminó en un estatus convulsivo (convulsiones que no paran) y ésta entidad es una situación clínica grave.

Han pasado 5 días y el niño aun se encuentra grave, presentando convulsiones de difícil manejo.

Luego de ese tiempo, empieza a haber alguna mejoría lo que facilita el traslado del menor a una sala de cuidados intermedios.

No obstante,las noticias de los Médicos no son alentadoras.

Ellos consideran que el chico ha quedado con:
  • Daño cerebral importante, que posiblemente afectará su desarrollo cerebral y consecuentemente su calidad de vida.
¿Insólito caso cierto?

Este es uno de los accidentes en niños por intoxicación  más graves.

En efecto, aún en medio de nuestra cultura latina existen todavía antiguos conceptos machistas.

Es decir,que ven como “adecuadas” algunas conductas cuando las practican los niños.

Sin embargo,no así las niñas, como si el peligro tuviera distinción de sexos.

Sin duda que ésta condición fue la que por desgracia inclinó al padre a permitir que su hijo “varón” consumiera licor.

Incluso, en pequeñas cantidades, desconociendo que las consecuencias podrían ser catastróficas como de hecho ocurrió.

Un estudio Español muestra que el alcohol ha sido probado en varias ocasiones por el 50% de los chicos mayores de 14 años, y de éste grupo, cerca del 14 % lo consume diariamente.

Usualmente inician con la cerveza, y después pasan a usar licores más fuertes como el:
  • Aguardiente.
  • Ron.
  • Vodka. etc.

Los síntomas de la intoxicación inicialmente son euforia, y desinhibición.

Conforme el consumo persiste dicha sintomatología se incrementa.

En etapas posteriores, se presenta deterioro del juicio y de la coordinación para:

  • Hablar.
  • Perdida del equilibrio.
  • Visión borrosa.

En realidad, en etapas finales puede haber perdida del conocimiento, convulsiones, coma e incluso la muerte.

¿Qué debes hacer como mamá de ahora en adelante para prevenir accidentes de ésta naturaleza?

1. Todo tipo de licor es considerado un elemento toxico para niños y como tal ofrece un riesgo potencial para la salud. No existe aún una conciencia clara entre la comunidad sobre los peligros que el alcohol representa en la población infantil.

2. Como sustancia peligrosa que es, todo licor debe ser guardado bajo llave lejos del alcance de los menores.

3. No es recomendable consumir licor delante de los niños para evitar que éste mal ejemplo se convierta en una invitación a su uso.

4. Ningún sitio que ofrezca licor al público debe venderlo a un menor, bajo ninguna circunstancia.

5. Es necesario incrementar y promover campañas de prevención para evitar que éste tipo de graves accidentes se sigan presentando.

Dile No al consumo de licor por parte de tu hijo ; ni siquiera en Diciembre.

Autor: Oscar Guzmán,Pediatra

Deja un comentario

Cerrar menú