Insurtech como modelo de negocios, ya no es una escogencia sino una ruta a seguir por las aseguradoras que requieren adaptarse y reposionar sus productos y servicios, destacando la importancia de aplicar la tecnología al servicio del cliente.

Hoy en día en todos los ámbitos en los que se hace referencia al fenómeno conocido como “Insurtech”, estamos hablando de como se pueden hacer las cosas de manera diferente a como la industria aseguradora lo ha hecho por muchos años.

Casos como los de Lemonade, Slice o Trov han sido más que referenciados.

Igualmente, en  meses recientes, buscados por empresas establecidas en su rol como inversionistas, tales como:

  • Munich Re.
  •  Zurich.
  • Allianz.

Ahora bien, después de ver estos ejemplos, debemos ser claros en qué poco se ha discutido el caso de Insurtech como modelo de negocios.

Para entender el impacto que tiene ese concepto en una región como América Latina, no hay que ir muy lejos.

En efecto, hace unos días Max Chion, CEO de Rimac, expresaba en una entrevista:

“Vamos a ser una compañía tecnológica que hace seguros”.

La frase de Chion se vuelve una acotación tremendamente importante, no sólo por las implicaciones que tiene a nivel de Cambio Organizacional.

También, la compañía de seguros que usa tecnología, los dueños del conocimiento de suscripción y gestión de riesgos han reinado por años.

Es decir, alrededor de ellos se han construido las organizaciones.

Por tal motivo, esto los  obliga a pensar en la tecnología.

Sin embargo, dentro de compañías  siempre han visto el tema como:

  • Un mal necesario.
  • Que no funciona del todo bien.

Inclusive, es en parte culpable de la imagen como industria lenta y poco innovadora, que tiene el sector asegurador.

¿Qué pasaría si las coberturas de seguro fueran un servicio que se contrata como quien activa la ubicación en las preferencias de nuestros teléfonos inteligentes?;

¿Cuan fácil sería seleccionar los deducibles en un rango horizontal como el del brillo de las pantallas?

Una compañía tecnológica que hace seguros, primero diseña soluciones, y dentro de esas soluciones, enmarca un producto de seguros.

No es una locura pensar que en ese proceso, la imaginación fluye mejor que detallando los condicionados de una póliza.

Así mismo, dada la mayor urgencia por el retorno de una inversión tecnológica, las aseguradoras empezarían a operar con :

  • Un mayor sentido de urgencia.
  • De manera más ágil.
  • Con una mentalidad más innovadora.

“Tecnología al servicio del cliente”, ese es el camino recorrido en los últimos años y que se quiere y debe seguir recorriendo en muchas industrias.

El mundo organizacional hoy en día avanza muy rápido, al punto que ahora se ven compañías que se especializaban en un negocio y sorpresivamente entran en otro, e.g.

¿Durante cuánto tiempo Amazon se posicionó sólo como una tienda online o una plataforma de comercio electrónico?

¿Alguno imaginó en sus inicios como esta compañía  iba a ser lo que hoy en día es, como gran jugador en diferentes sectores de la economía?

Las plataformas tecnológicas bien desarrolladas y curadas tienen la capacidad de diferenciase y expandir las posibilidades de las compañías, y la industria aseguradora no debería ser diferente.

Dado que Insurtech tiende a ser más un modelo de negocio y que la tecnología esta en el centro de este, las aseguradoras no tienen tiempo que perder.

Es hora de adaptarse y reposicionar sus productos y servicios,.

De lo contrario, un “Amazon” hará creer al sector, que es sólo una compañía tecnológica, y mañana activar “Prime Insurance”.

En consecuencia, el mundo de los seguros jamás volverá a ser lo que era antes.

Autor:  Hilario Itriago,CEO of Bullfrog Ventures & Crossbordr Insurance

Deja un comentario

Cerrar menú