Las infecciones en los ojos pueden producirse cuando los virus, las bacterias y los hongos tienen un ambiente perfecto para proliferarse en su interior o alrededores.

Son comunes en la población y, aunque no suelen ser graves, en ocasiones presentan complicaciones que deben ser tratadas bajo supervisión médica.

Se caracterizan por presentar una incómoda sensación de comezón, casi siempre acompañada con exceso de sequedad, irritación, enrojecimiento y otros molestos síntomas que, de hecho, afectan la capacidad visual.

Si bien son de carácter esporádico y desaparecen en cuestión de días, es conveniente brindarles algún tipo de tratamiento para acelerar su recuperación.

Por suerte, no siempre es necesario recurrir a medicamentos o productos farmacológicos para controlar rápidamente esta condición.

Gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales podemos hacer remedios caseros que resultan igual de efectivos.

¡Toma nota!

1. Compresas frías

La aplicación directa de compresas frías es una solución rápida para controlar la inflamación y el enrojecimiento que se produce por este tipo de infecciones.

¿Cómo utilizarlas?
  • Envuelve varios cubos de hielo en un paño limpio y frótalos sobre los ojos durante un par de minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día, hasta calmar los síntomas.

Ver también: 6 consejos para mantener tus ojos sanos

2. Bolsas de té

Las bolsitas de té que suelen desecharse tras preparar las bebidas aún contienen compuestos antiinflamatorios y antibacterianos que ayudan en el tratamiento de las infecciones oculares.

Su uso sobre la zona afectada genera un efecto calmante que disminuye el enrojecimiento y la comezón.

¿Cómo utilizarlas?
  • Pon varias bolsitas de té usadas en el refrigerador y, una vez estén frías, frótalas sobre los ojos.
  • Deja que actúen 5 minutos y repite su uso hasta 3 veces al día.
3. Miel de abeja

La miel se ha catalogado como uno de los mejores antibióticos naturales, idóneo para combatir varios tipos de infecciones bacterianas y virales.

En este caso especial resulta muy efectiva, no solo porque frena el crecimiento de los microorganismos, sino también porque controla la inflamación.

¿Cómo utilizarla?
  • Combina partes iguales de miel de abeja con agua tibia y frota la mezcla sobre las zonas afectadas con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día.
4. Aceite de semillas de lino

Los ácidos grasos del aceite de semillas de lino tienen un efecto analgésico y antiinflamatorio que favorece el control de las infecciones oculares.

Su uso directo controla el picor, la sensación de ardor y otros molestos síntomas que se derivan de esta afección.

¿Cómo utilizarlo?
  • Humedece un paño limpio con aceite de semillas de lino y frótalo sobre el ojo afectado.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día para obtener un rápido alivio.
5. Patata cruda

El jugo natural que segregan las patatas crudas es rico en agentes antibacterianos y relajantes que ayudan a mejorar la circulación en los ojos para impulsar la recuperación de las infecciones.

Su uso controla el ardor y calma la picazón y el enrojecimiento.

¿Cómo utilizarla?
  • Corta varias rodajas de patata, deja que se enfríen en el congelador y ponlas sobre los párpados durante 5 minutos.
  • Repite su uso 2 veces al día.
6. Gel de aloe vera

Los cristales que contiene la planta de aloe vera son ricos en agua, antioxidantes y agentes antibacterianos que aceleran la recuperación de las infecciones bacterianas en los ojos.

¿Cómo utilizarlo?
  • Frota un poco de gel de aloe vera fresco sobre el ojo infectado, déjalo actuar 10 minutos y enjuaga con agua helada.
  • Úsalo 2 o 3 veces, según lo consideres conveniente.
7. Aceite de coco

El aceite de coco es rico en compuestos antibióticos que actúan contra los microorganismos que generan infecciones en los ojos.

Sus compuestos oleosos hidratan el lagrimal y ayudan a evitar la sequedad y la comezón.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un hisopo de algodón con el aceite y frótalo sobre las zonas afectadas.
  • Puedes elaborar compresas con trozos de algodón en caso de que requieras ponerlo de forma directa sobre los ojos o párpados.
  • Úsalo 2 veces al día.
8. Caléndula

Tanto la infusión como el aceite de caléndula ejercen importantes efectos en el control de estas condiciones oculares.

Cuenta con agentes antibacterianos y antisépticos que disminuyen el crecimiento bacteriano mientras calman la hinchazón y el enrojecimiento.

¿Cómo utilizarla?
  • Prepara una infusión de caléndula y aplica el líquido sobre los ojos con la ayuda de un paño.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día.

En caso de presentar los síntomas de una infección en los ojos, elige alguno de los remedios mencionados y aplícalo bajo las recomendaciones dadas para proporcionarle alivio.

Evita combinar varios al mismo tiempo ya que pueden generarse reacciones indeseadas.

 

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here