Gritar en la empresa está permitido ?,quizás paresca una pregunta tonta pero es de suma importancia conocer su respuesta para saber cuales son los parámetros o límites dentro de los cuales podemos manejarnos.

“Hace poco fui entrevistada por el Huffington Post con relación a una historia basada en reportes que indicaban que Steve Jobs le había gritado al CEO de Apple, Tim Cook.

Fueron, unas cuatro o cinco veces durante su carrera laboral juntos”.

Así lo cuenta Morag Barrett, experta en desarrollo de liderazgo.

Emily Peck, editora ejecutiva de negocios del Huffington Post, quería analizar si era o no correcto gritar alguna vez en el trabajo.

En los pocos días que le siguieron a la publicación del artículo, este generó un gran debate con opiniones a favor y en contra de esta práctica.

“Mi opinión es que a lo largo de una carrera de 30-40 años todos pasamos por situaciones que nos pueden llevar a alzar la voz.

La clave es saber, cuándo y si es el momento adecuado para hacerlo”.

Fue el comentario de Barrett en su artículo difundido por la red social de profesionales LinkedIn.

Cada interacción nos presenta opciones sobre cómo nos comportamos y reaccionamos.

Si nos detenemos un momento para tomar una decisión informada y considerar las alternativas, es casi seguro de que habrá una mejor alternativa que gritar.

Los problemas surgen cuando simplemente reaccionamos, en lugar de responder.

¿Cuándo es aceptable gritar?

Cuando se trata de:

  • Una situación de vida o muerte, una advertencia de un desastre inminente.
  • Hay mucho ruido en el entorno y uno no se podría hacer escuchar de otro modo.
  • Gritos  positivos que  sirven para alentar a alguien (por ejemplo: los hinchas en un estadio)

Cuando los gritos están dirigidos hacia nosotros mismos.

  • ¿Por qué dije eso?
  • ¿Cómo podía dejar que eso pasara?

Esto nos permite sacar nuestras frustraciones para poder enfocarnos productivamente en los próximos pasos.

(La clave es que estos gritos se hagan en privado)

¿Cuándo no es aceptable gritar?

Cuando es algo:

  • Personal y hostil.
  • Donde se ataca a los demás,con la intención de intimidar o callar.
  • Cómo una reacción predeterminada a ciertas situaciones.

Cuando se hace sin tener conciencia del impacto personal y profesional que puede tener sobre nosotros mismos y los demás.

En prácticamente todas las situaciones (me atrevo a decir “nunca”, opina Barrett).

Pero hay líderes y equipos de trabajo que aceptan y practican el hecho de gritar en la oficina, recuerda Barrett.

Había un equipo en especial cuyos desacuerdos se expresaban en acaloradas discusiones, con golpes de puño en la mesa y gritos acompañados de malas palabras que todos parecían disfrutar.

Sin embargo, este era un equipo con historia:

Los miembros habían trabajado juntos durante muchos años y había un nivel de confianza y entendimiento que demostraba que este estilo de trabajo funcionaba para ellos.

Sus resultados eran prueba de esto, pues el equipo cumplía y superaba sus objetivos de negocio.

Esto funcionaba en la medida que había espaldarazos de apoyo y bromas al salir de la sala de reuniones.

Sus relaciones se fortalecieron y mejoraron gracias a la experiencia.

Deja un comentario

Cerrar menú