Gestión de riesgos, una cultura necesaria en las oraganizaciones, que cada día incrementa su relevancia para lograr preservar los bienes en el tiempo

Pensado en riesgo

El riesgo en sí mismo, es la posibilidad de que se presenten ciertos resultados que pueden ser negativos o positivos.

Y que se producen sobre la base de actividades o eventos que una organización persigue.

Básicamente, es el efecto de la incertidumbre sobre los resultados en los objetivos empresariales.

Pensar en riesgos, es la idea de que todos los posibles efectos de una acción se tienen en cuenta al decidir qué acciones serán las mejores para la empresa.

Ahora, este no es un concepto nuevo.

Sin embargo, muchas empresas sienten que ver sus actividades diarias de esta manera dará lugar a una mayor probabilidad de efectos negativos sobre la organización.

Si una empresa se adhiere a un programa en el que el riesgo se evalúa constantemente en todas las áreas,entonces:

Habrá mayores posibilidades de superar con éxito los efectos negativos del riesgo.

Incluso, prevenir los efectos negativos futuros.

Esto se debe a su naturaleza proactiva.

En vez de encontrar constantemente maneras de arreglar un problema después de que ha ocurrido (pensamiento reactivo), hay otra posibilidad.

En consecuencia, una organización que siempre está:
  • Identificando sus riesgos.
  • Comprendiendo las consecuencias de ciertas acciones sobre otras.
  • Analizando los efectos que estas consecuencias tendrán en la empresa,

tiene una mejor oportunidad de reconocer los primeros signos de riesgo y reducir los efectos indeseados en el futuro.

El comportamiento se vuelve menos negativo.

Y en automático, los beneficios se reflejarán en todas las áreas de la organización.

No sólo el riesgo forma parte de la planificación de la acción estratégica en el caso de que ocurra algo imprevisto.

También,se vuelve intrínseco en todas las áreas, y hace que la acción preventiva sea más accesible.

Aunque a menudo se da una connotación negativa al riesgo, la identificación del riesgo dentro de un modelo de negocio y la posibilidad de considerar constantemente los resultados del riesgo, también pueden ayudar a encontrar oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Construyendo estrategia

Para asegurar que la empresa alinee su cultura a través del pensamiento de riesgos, procure seguir estos cinco importantes consejos:

1. Analice los riesgos y priorícelos

¿Qué riesgos son aceptables sin importar el resultado y qué riesgos deben evitarse?

2. Tenga planes para abordar el riesgo

¿Se pueden evitar riesgos y cómo? ¿Es posible minimizarlos  y cómo?

3. Compruebe la efectividad.

Una vez que los planes han sido llamados a la acción, reevalúe la situación varias veces de ser necesario, para entender cuán eficaz ha sido.

4. Aprenda de la experiencia y gestione para mejorar.

Independientemente del resultado de la evaluación y mitigación del riesgo, utilice toda la información posible para crear mejoras.

5. Consolide una verdadera cultura proactiva de gestión de riesgos.

Despierte la conciencia de la importancia de la gestión de los riesgos en cada líder o dueño de proceso, y de cada una de las partes interesadas.

Al principio, podrá parecer difícil la implementación de la conciencia y cultura del riesgo en todas las áreas de una organización.

Sin embargo, al final se consolidará una verdadera cultura corporativa en donde las creencias y comportamientos de los colaboradores y la empresa, producirán beneficios y dividendos a los objetivos estratégicos que la organización se propuso.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here