Éxito, cómo alcanzarlo más rápidamente poniendo nuestra atención más en nuestras cualidades que en nuestros defectos, para desarrollarlas al máximo.

Tendemos a vivir en base a una nueva norma no escrita.

Nos fijamos en exceso en nuestras debilidades o en las de los otros.

Al igual que en los documentales de animales, dónde vemos al león atacar al antílope.

En efecto, a veces contemplamos como nuestras dudas y nuestra negatividad consiguen destruir nuestros sueños.

Nos hemos convertido en nuestros peores jueces.

Ignora la necesidad de fijarte en tus defectos y capitaliza tus virtudes

Las críticas constructivas pueden ser muy efectivas.

Sin embargo,  si son utilizadas en exceso, solo vamos a conseguir fustigarnos por todo aquello que nos falta.

Es necesario construir un paradigma de cambio.

Preocuparnos por las debilidades solo va a traer consigo más debilidades.

La búsqueda compulsiva de errores no es una estrategia de crecimiento personal valida.

En lugar de criticarte tanto, intenta entender de forma práctica tus objetivos en la vida.

El éxito y la felicidad dependen de la realización de un trabajo inteligente, pero también de ser conscientes de cinco factores:

Identifica los objetivos que quieres lograr

Márcate una serie de metas que definan tu camino.

A lo mejor, siempre has querido ser emprendedor pero no te has atrevido a llevarlo a cabo.

Una vez decidas afrontar esa meta, puede traces un plan para montar tu propia empresa y

dejar ese trabajo en el que llevas 10 años.

Averigua cómo tus habilidades te pueden ayudar a conseguir tus metas

Lo primero y fundamental, es tener en cuenta cuáles son nuestras mayores virtudes.

Claro que  esto lo logramos a través de un trabajo de introspección.

Estas fuerzas serán el mapa que guíe tu futuro éxito.

Solo es necesario saber en qué destacamos.

Una vez lo tenemos en mente, debemos investigar un poco sobre ello y ver cuánto partido podemos sacar a esta virtud.

Concéntrate en mejorar tus habilidades

En lugar de perder tiempo pensando en las cosas que no haces bien, empeña tus horas y

tu energía refinando tus talentos.

Afronta los obstáculos como una herramienta para detectar en qué defectos debes trabajar primero

Las faltas que interfieren con tu potencial para alcanzar tus metas, necesitan ser las primeras en mejorarse.

Quizás lo consigas adquiriendo nuevas habilidades o por medio de algún socio que cuente con virtudes en las áreas que tú no dominas.

No te rindas ni dejes que los obstáculos te superen, siempre hay una solución posible en la vida.

Es cuestión de mantener una actitud inteligente ante los problemas.

No olvides todas las cosas que te hacen válido

Seguro que hay ciertas áreas en las que tú eres mejor que nadie.

Si eras capaz de encontrarlas, puedes dedicar tu tiempo a desarrollarlas al máximo.

Entonces podrás ser incluso mejor.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here