No es suficiente que los juguetes sean deseados por el niño y si usted quiere y puede satisfacer su gusto.

Es necesario considerar distintos factores que los expertos siempre aconsejan a la hora de comprar juguetes:

  • Debe estar confeccionado con materiales que no se astillen ni sean cortantes si se rompen. Con colores firmes y materiales no tóxicos. El tamaño debe ser adecuado al niño para que pueda manipularlo.
  • Debe ser coherente con su edad, para que el niño pueda demostrar, estimular, desarrollar y complejizar sus destrezas, y para que no se aburra ni se frustre con él.
  • Para un niño retraído convienen juguetes socializadores (con varios jugadores); y para uno hiper- activo son recomendables los juegos de atención y artísticos.
  • El juguete debe ser simple y educativo. Es suficiente el que le permita aumentar la gama de usos y la fantasía del niño. Busque desarrollar la imaginación y creatividad.
  • No los compre para satisfacer un capricho ni para premiar o castigar una conducta.
  • Recuerde que el exceso de juguetes mata la fantasía y produce aburrimiento.
  • Para niños menores de 8 años evite los que tienen puntas filosas u orillas de metal. No compre juguetes eléctricos con elementos calientes, o que tengan piezas pequeñas que puedan desprenderse o que generen asfixia.
  • Lea las etiquetas de advertencia, busque las recomendaciones de edad.
  • Busque juguetes de materiales fuertes con ojos y narices fijos.
  • Tire inmediatamente a la basura el plástico que envuelve al juguete.
  • Deben ser durables. Los que se rompen con facilidad, aparte de representar un peligro, afectan al niño haciéndolo sentir culpable.
  • No olvide guardar la  factura. En caso de desperfectos o problemas de calidad, este documento le permitirá ejercer la garantía legal del producto.
  • Lea las etiquetas.

 

Deja un comentario

Cerrar menú