Muchas personas se despiertan cada mañana y lo primero en lo que piensan es en tomarse un buen café para despertarse.

Luego se toman otro en el trabajo y, quizá, otro por la tarde, junto a los amigos. Estas personas están manteniendo la integridad del ADN.

Según una investigación realizada en 84 personas de entre 19 y 50 años con hábitos de vida saludables -ni fumaban, ni consumían alcohol ni tomaban drogas- por la University of Kaiserslautern (Alemania), “el consumo regular de café contribuye a mantener la integridad del ADN”.

Según recoge el portal  para llegar a esta conclusión se invitó a los voluntarios al experimento a consumir tres tazas de café (una mezcla arábiga, servido sin leche y con una cucharada de azúcar como mucho) por la mañana, al mediodía y por la tarde durante cuatro semanas consecutivas. Más tarde midieron las roturas espontáneas de cadenas de ADN de los leucocitos de la sangre.

Al comienzo del estudio, los voluntarios presentaron un nivel similar de roturas; sin embargo, tras las cuatro semanas de experimento ya había un cambio sustancial. Mientras que en el grupo de control (que solo tomaban un vaso de agua en lugar de café) aumentaron ligeramente las roturas respecto a los datos iniciales. En el grupo de los que tomaron café, las roturas de ADN cayeron notablemente (la diferencia entre los grupos era de un 27%).

Aunque parezca extraño, es normal que estas cadenas de ADN se rompan. Cuando existe un desequilibrio entre las especies reactivas de oxígeno, los radicales libres y la capacidad de las células para contrarrestarlo, se produce este daño celular, explica el artículo. Además, cuando se daña nuestro material genético y el cuerpo no consigue repararlo de forma correcta, se pueden llegar a dar mutaciones no deseadas que pueden conllevar un envejecimiento acelerado de las células o incluso cáncer.

Con esta investigación se confirman los beneficios de esta bebida, de la que ya, según investigaciones previas, se había descubierto que podía ayudar a luchar contra la cirrosis, disminuir la sensación de dolor y reducir el mal aliento.

Sin embargo, como prácticamente todo en esta vida, tampoco se puede abusar del café. Una investigación publicada en la revista Mayo Clinic Proceedings asegura que no se deben tomar más de cuatro tazas de café al día porque podría ser perjudicial para nuestra salud.

Deja un comentario

Menú de cierre