Dinero llama a dinero, es realmente cierto ? Bueno, al parecer si lo es, ya que se ha llegado a la conclusión que somos el resultado del promedio de las cinco personas con la que pasamos más tiempo.

¿Te has dado cuenta que la gente con mucho dinero se lleva con gente igual de rica e incluso hacen negocios entre ellos, generando aún mayores ingresos?

Tal vez has podido ver como la gente que quizás no gana mal, pero todos los meses se queja porque ya no tiene dinero, se junta con gente que se la vive quejando de exactamente lo mismo.

Incluso, no piensan mucho en apoyarse para generar algo más grande.

Pero, ¿por qué pasa esto?

La respuesta es muy sencilla:

Eres resultado de tu entorno.

Jim Rohn decía “eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo” y esto aplica a todas las áreas de tu vida.

Es más, si tú le preguntas a las cinco personas más cercanas a ti cuánto ganan, te darás cuenta que recibes un salario en promedio similar.

No porque el dinero sea contagioso, pero el tipo de mentalidad que genera ese pensamiento, si lo es.

Seguramente te has dado cuenta que las parejas casadas se reúnen con parejas casadas, los divorciados suelen reunirse entre ellos.

También, siempre hay excepciones.

Sin embargo, lo más común es que busquemos a personas que viven situaciones similares a nosotros, ya que nos sentimos muy identificados y tenemos “temas en común”.

Cuando nuestras circunstancias cambian y las de nuestro círculo cercano no, podemos sentirnos un poco (o demasiado, si es que la diferencia es mucha) fuera de lugar.

Es por eso que, cuando se trata de dinero, buscamos gente que, aunque nunca les hayamos preguntado cuánto ganan, nos sentimos cómodos con ellos, ya que viven situaciones muy similares a nosotros.

Salimos a lugares similares y los paradigmas sobre dinero que tenemos son muy parecidos.

La gente con mentalidad de abundancia, piensa que en todos lados hay oportunidades para generar mayores ingresos y que a través de apoyarnos unos a otros crecemos todos mucho más.

Por el contrario, la gente con mentalidad de lucha, suele pensar que el dinero es difícil de conseguir, que hay que trabajar miles de horas al día.

Es decir,a penas  se puede generar algo de dinero y hay mucho individualismo.

En consecuencia, cooperar con otros queda prácticamente descartado.

Entonces, ¿qué puedes hacer para crecer más y que tu dinero empiece a llamar más dinero, en lugar de quedarte atorado por siempre?

1. Ten una visión clara mínimo a tres años

Para poder llegar a cualquier lugar, debes de saber hacia dónde quieres ir.

Define claramente el tipo de resultados que quieres, hazlo de forma muy específica y pregúntate cómo te gustaría que fuera tu vida en tres años.

Escribe todo lo que venga a tu mente, no te limites.

Seguro en algún momento dudarás y querrás editar algunas cosas de lo que escribes por creer que “es imposible”, pero sigue escribiendo.

2. Cree que es posible

Lo primero que hay que empezar a hacer es creer que si otros pudieron, tú también puedes hacerlo.

No va a pasar de la noche a la mañana, no es magia pues hay que trabajar mucho para vivir esa vida que deseas.

No obstante, todo empieza por creer en ti, en creer que es posible vivir así.

Trabaja fuertemente en ti, en tu autoestima y en tus fortalezas.

3. Rodéate de gente que ya está en el lugar que tú quieres estar

Una de las mejores maneras de crecer, es buscar personas que tienen los resultados que tú buscas para aprender de ellos.

Por ejemplo, si quieres correr un maratón, no busques convencer a tus amigos del bar a que entrenen contigo.

Mejor busca a un grupo de corredores que te inspiren y entrena con ellos.

Eso te empujará a :

  • Ser mejor.
  • Tener una buena técnica.
  • Elevar tus estándares.

Claro que ellos no se frenarán por ti (si no aprietas el paso te dejarán atrás).

4. Aprende constantemente

Después de haber entrevistado a varios multimillonarios, descubrí que todos tienen algo en común:

  • Buscan aprender en todo momento.
  • Leen sobre diferentes temas que los hacen crecer.
  • Entienden que el crecimiento de sus ingresos depende de su crecimiento personal.
  • Realizan cursos especializados que los acercan al resultado que desean.

5. No seas el más inteligente del grupo

Si quieres realmente crecer, no seas el más inteligente del cuarto ya que de lo contrario, no tendrás muchas oportunidades de crecer.

Estos cinco pasos pueden ser el principio de una vida diferente, la vida que llevas años queriendo vivir.

Es tu vida, haz que valga la pena.

Fuente:Entrepreneur.

¿Cuál es tu opinión?

Deja un comentario

Menú de cierre