Destinar el mejor momento del día para cada cosa, es algo que parece tener sentido de acuerdo a los últimos estudios científicos sobre el tema.

Es habitual que a algunas personas les cueste comenzar la jornada laboral.

Sin embargo, estén excesivamente despiertas cuando tienen que irse a la cama.

Nuestro cuerpo tiene mucho que decir acerca de ese tipo de situaciones.

A continuación, te señalamos el mejor momento del día para organizar tus actividades diarias.

Ejercicio físico antes de desayunar:

Hacer ejercicio antes de tomar e desayuno es útil para perder peso.

La razón de esta afirmación, es que los primeros ejercicios del día pueden determinar el ritmo de la quema de grasas a lo largo de todo el día.

Beber café después de las 9.30 a.m: 

La razón por la que no debes tomar café antes de las 9.30 es por el cortisol.

Esta es la hormona que regula la energía.

En efecto, tiene su pico de máxima actividad entre las 8 y las 9.

Por lo tanto, no necesitas más impulso a esas horas.

Centrarte en el trabajo durante tu ‘prime time’ biológico
En efecto, este concepto, es  acuñado por Sam Carpenter, autor de ‘Work The System’.

Sin duda, se refiere a las horas del día en las que el cuerpo de una persona tiene mayor cantidad de energía.

Es importante tener en cuenta que el prime time biológico de cada persona es diferente.

Claro que para averiguar cuál es el tuyo, puedes prescindir de azúcar y cafeína en tu dieta durante un par de días y observar cuándo tienes más energía de forma natural.

Hacer una entrevista de trabajo los martes a las 10.30 a.m. 
Si te llaman para hacer una entrevista de trabajo y puedes elegir la hora, Glassdoor recomienda elegir las 10.30.

Asimismo, evitando (por lo general) el comienzo y el final de la jornada de trabajo de la empresa en cuestión.

Y por supuesto, tras la comida o el descanso de media mañana.

Tomarse un respiro a  media mañana
El mejor momento para dejar de trabajar y descansar, es la mitad de la mañana.
¿El  porqué?

Porque los recursos mentales son mucho más altos en las horas cercanas a la de despertarse y según va avanzando la jornada van disminuyendo.

Eso sí, si no descansas como tal, puedes optar por hacer otra cosa dentro de tu trabajo que te guste más.

La sensación también será de descanso por la satisfacción que te reportará.

Echarse una siesta entre las 2 y las 3 de la tarde

Clínica Mayo asegura que esa franja horaria es la mejor para echarse la siesta por dos razones:

  • Después de comer solemos sentir una cierta somnolencia.
  • A esta hora, es más complicado que la siesta pueda interferir en nuestra descanso nocturno.

¿La duración?  

De 10 a 30 minutos máximo.

Hacer una reunión los martes a las 3 de la tarde
Según un estudio de la herramienta When Is Good, la hora en la que más personas suelen estar disponibles, son las tres de la tarde.

Sin duda,  es la mejor hora para celebrar una reunión de equipo.

En contraposición, la peor hora es el inicio de la jornada.

A las 9 de la mañana, es más probable que la gente no prepare las cosas.

Hacer un trabajo creativo cuando estés cansado
Un estudio reciente reveló que cuando las personas están cansadas porque han estado concentradas en algo, son más efectivas para desarrollar ideas creativas.

¿ La razón ?

Filtran más fácilmente la información innecesaria de la conciencia.

Opt In Image
Suscríbete gratis a nuestro boletín
Le enviaremos información semanal relevante en materia de Seguros, Economía, y otras áreas de su interés, para mantenerlo al día del acontecer diario.

¿Cuál es tu opinión?

Deja tus comentarios

Please enter your comment!
Please enter your name here