Parte I

Exposición de motivos:

En las redes sociales, en conversaciones con Intermediarios, Actuarios, Altos Ejecutivos de Seguros, Empleados, etc., giran alrededor de las medidas tomadas por las aseguradoras ante la problemática económica. Muchas son las posiciones, a favor o en contra, que ante cual o tal actitud de determinada aseguradora. E inclusive Intermediarios que dudan de la solidez de su Aseguradora por muchos años.

Pero, para estar claros debemos partir que todo esto lo origina la situación en la cual está sumergido el consumidor con las políticas económicas actuales. Siempre he comentado que la actividad aseguradora debe tratar de “flotar sin perder el rumbo” ante tales políticas.

La pregunta común en el aire es qué hacer, pensamos que no existe una respuesta única valedera y viable, dado que cada aseguradora tiene su propio perfil Técnico y Financiero y trata de mantenerlo como elemento diferenciador. Además, es una situación inédita en Venezuela al adjuntarse variables macroeconómicas inéditas en el país.

Vamos a tratar de esbozar algunas conceptos e ideas para la discusión, nos orientaremos con el problema de la Cobertura Amplia para hacer más fácil y cómoda la lectura, pero igual son aplicables a cualquier ramo.

El riesgo: Existe por que el Ser Humano realiza actividades y utiliza instrumentos como elemento de apoyo. Las actividades están expuestas a acontecimientos fortuitos internos, propio de lo que hace, y externos al medio ambiente en que se hacen.

Estos acontecimientos están expuestos a la incertidumbre de su ocurrencia o no. Esta incertidumbre es medible, en lo interno, depende del cuido y conservación del Ser Humano y sus instrumentos. En lo externo del cuido y conservación del medio ambiente que rodea la actividad.

Así nace la necesidad de protección, nace el seguro, sea público o privado. Entonces, el Seguro Social, el Seguro Privado existen porque existe el riesgo. El Ser Humano a través del tiempo creó una metodología de protección.

Si el Ser Humano al realizar actividades no toma las previsiones de cuido y conservación, el estado de salud se deteriora al transcurrir el tiempo, presenta mayor peligro de que le suceda un evento en comparación con otros que si lo hacen, es la clasificación del riesgo. Igual sucede con los instrumentos, no cuidarlos y preservarlos aumentan el peligro de suceder. Si el medio ambiente que rodea la actividad, no se cuida, ni conserva agrava el riesgo. Y agravar el riesgo es aumentar la certidumbre de ocurrencia, es más probable que ocurra, disminuye la incertidumbre.

Esta es la situación de los seguros en Venezuela, no cuidar y conservar la salud o el bien que conjuntamente con el deterioro continúo del medio ambiente, hacen aumentar la certeza de ocurrencia de un evento. Y ello, implica mayor uso de los beneficios de la póliza.

Actualmente, en Venezuela existen cuatro variables externas, del medio ambiente, que hacen aumentar el peligro y, en consecuencia, el mayor uso de la póliza: Inflación, Escasez, Especulación e Impunidad. Todas estas variables impiden el cuido y la conservación de la salud, del vehículo, del bien asegurado.

Por otra parte, El seguro privado en Venezuela se apoya en cuatro pilares fundamentales: El Contratante o Asegurado, las Aseguradoras, la Intermediación y las leyes que rigen la actividad, veamos esto.

El contratante: De lo que sí debemos estar claro que el principal factor discordante como variable interna de las aseguradoras es en auto la Cobertura Amplia y en salud es la póliza básica única y obligatoria. Estas Coberturas colocan al Contratante en una indefensión total, porque no tiene alternativas de aseguramiento y los intentos de algunas aseguradoras no han satisfecho sus necesidades, lo cual solo le queda un camino aceptar los exorbitantes incrementos de primas como consecuencia del aumento de la Suma Asegurada.

Si nos preguntamos quienes compran seguros de Automóvil y Salud, tenemos un perfil de clase media – media a media alta y, generalmente, es un matrimonio que trabaja con dos hijos y un padre, poseen tarjetas de crédito y tratan de manejar su flujo de caja “cabalgando” sus necesidades con la TDC. Estas personas son las que poseen seguros de vehículos y de salud.

Tomemos auto, como ejemplo, si el Contratante ya ha pagado el valor del vehículo, lo cual le trae una ventaja para su seguro. Al asegurarlo, utiliza las facilidades de pago de hasta 12 meses. Pero, surge la pregunta hasta cuándo podrá hacer esto y cómo quedan sus otras necesidades, más prioritarias, qué descartarían entre pagar el colegio o pagar la prima mensual y así, enumeremos necesidades.

Otro dato interesante que mide este financiamiento es que según las estadísticas económicas los financiamientos con la TDC han empezado a disminuir, agotamiento del límite, y los bancos están recortando el tiempo de pago de sus financiamientos, causas de la inflación.

Este es el perfil de nuestro Contratante que debe alcanzar por lo menos el 80% de los Contratos individuales……estimado lector valoricemos el camino que nos queda. Con una canasta básica de 75.000,00 mensuales para cinco personas, según el CENDA al mes de agosto,…saquen cuentas…

Según una web con aseguradoras cotizantes los promedios son estos: Suma Asegurada 3.300.000,00 la prima anual está en el orden de los 210.000,00. Si la prima anual la dividimos en porciones de pago, la facilidad de pago, así: 12 porciones iguales y mensuales, las porciones quedan en 17.500,00…sigan sacando cuentas. Colegio, servicios, entretenimiento, etc.…. los invitamos hacer el ejercicio. En esos doce meses la Inflación, Escasez, Especulación e Impunidad se seguirán comiendo el salario. Es cuando la familia empieza a establecer prioridades para subsistir para alcanzar sus ingresos. Esto hace que puede aumentar la caducidad de la póliza por falta de pago, empezamos a establecer prioridades de sobrevivencia.

Si nuestro perfil del Contratante decide ir a contratos de seguros menores de un año. La prima anual se divide entre dos porciones, si es semestral, y entre cuatro, si es trimestral. Lo cual los pagos quedarían semestral en 105.000,00 y trimestral en 52.500,00. Y si el pago lo divide en porciones, la facilidad, queda en lo mismo en pagos mensuales. Con igual de posibilidades de caerse en el siguiente período. Y sí en la renovación aumenta la prima por la situación país.

Son variables externas a la economía familiar imposible de controlarlas dentro sus ingresos. Es un problema de Política Económica que debe ser tener más de economía social y menos de política.

En conclusión: Podemos inferir que estas soluciones de pago son formas paliativas de comercialización, no de coberturas , que ofrecen las aseguradoras y no podrá ser de otra manera, dado que giran alrededor de la cobertura a todo riesgo, en el caso de auto son implicaciones al contratar la Cobertura Amplia.

No es que no se ofrezca, quien pueda que la pague, sino que deben buscarse alternativas diferentes de menor costo para el alcance de los ingresos y que vayan de menor a mayor cobertura, siendo la máxima la Cobertura Amplia. El Contratante debe adaptarse a su propia realidad, situación que no puede hacerlo con el esquema actual. Su propia realidad le llevará a cuidar mejor sus riesgos para minimizar los eventos.

Nosotros los consumidores de seguros debemos cambiar nuestra perspectiva sobre las indemnizaciones. El seguro a todo riesgo es válido, pero costoso siempre ha sido así y lo pagábamos. En estos momentos sentimos este costo por la Inflación, Escasez, Especulación e Impunidad. No podemos pagar la cobertura a todo riesgo, y así lo debemos entender y aceptar alternativas para no llegar al desamparo total.

Autor: José Vicente Torres Angarita

Fuente: www.gestionaseguradora.com.ve

Deja un comentario

Menú de cierre