Introducción

Se ha estado convirtiendo en una “costumbre” solicitar a los beneficiarios de Pólizas de Seguros de Vida la Declaración de Herederos Legales obviando, en algunos casos, el mandato contenido en el Artículo 98 del Decreto con Fuerza de Ley del Contrato de Seguro.

Me permito recordar lo concerniente a la “costumbre”, copiando parte del contenido del Reafirmando Conocimientos titulado Criterio, Uso y Costumbre publicado en noviembre de 2009:

  1. La costumbre en ningún caso tiene fuerza contra la ley, no la puede contrariar ni derogar.
  2. El uso o la costumbre se tendrán en cuenta para interpretar las ambigüedades de los contratos, supliendo en éstos la omisión de cláusula que de ordinario suelen establecer.

El propósito de este Reafirmando Conocimientos es aclarar y reafirmar lo concerniente a la designación de beneficiario expuesto en aquellos artículos del decreto anteriormente mencionado.

                         ———————0—————————–

Comenzaremos señalando el contenido del Artículo 98.

Pago en caso de reclamaciones

Este artículo expresa: “La indemnización de la empresa de seguros deberá ser entregada al beneficiario, en cumplimiento del contrato, aún contra las reclamaciones de los herederos legítimos y acreedores de cualquier clase del tomador o del asegurado…..”

Cuando el legislador dice en cumplimiento del contrato, sencillamente se refiere a que:

  1. El tomador o asegurado:
  2. Designó beneficiarios en la oportunidad de la celebración del contrato al llenar la Solicitud del Seguro (Art.91),
  3. No hizo, durante la vigencia del contrato, cesión de la póliza mediante declaración escrita comunicada a la empresa de seguros (Art.91),
  4. No ha revocado, por escrito, la designación del beneficiario o beneficiarios durante la vigencia del contrato (Art.93).
  1. Los beneficiarios:
  2. a) No han intentado contra la vida o la integridad personal del asegurado;
  3.      b) Ni han sido declarados cómplices del hecho, mediante sentencia definitivamente

         firme (Art.96).

  1. La empresa de seguros:
  2. Puede identificar los beneficiarios en forma inequívoca, diferenciándolos de otras personas o del resto de los beneficiarios (Art.91),
  3. Puede determinar que los beneficiarios no han fallecido (Art.91).

En otras palabras, se mantienen los beneficiarios designados originalmente.

Entonces, esos beneficiarios tienen  derecho a recibir la indemnización  que le corresponda, en un lapso que no exceda de treinta días continuos siguientes, contados a partir de la fecha en que se haya entregado el último recaudo….” (Art.130 LAA)

Observación:

Si el Tomador no designó beneficiarios en la oportunidad de la celebración del contrato de seguro (al llenar la Solicitud del Seguro), ni tampoco hubo cesión alguna de la póliza en un momento posterior, la prestación convenida se pagará en partes iguales a los herederos legales del asegurado. (Ver Art.91, quinto párrafo)

Cuando el Art. 130 de la Ley de la Actividad Aseguradora menciona “el último recaudo”, debemos ceñirnos a aquellos que han sido solicitados en el contrato respectivo. Si existe otro recaudo de orden administrativo que no depende del beneficiario, la empresa de seguros no puede justificar el incumplimiento de su obligación de indemnizar antes del vencimiento del referido lapso,so pena de incurrir en responsabilidad administrativa por retardo en el cumplimiento de sus obligaciones”, según el mismo artículo antes señalado.

El retardo en el cumplimiento de las obligaciones, de las empresas de seguros, trae como consecuencia sanción de multa de un mil quinientas (1.500) unidades tributarias a dos mil (2.000) unidades tributarias, según el Artículo 166 de la Ley de la Actividad Aseguradora.

En caso de solicitar la Declaración de Herederos, por una causa totalmente comprobable, debemos considerar que dicha declaración tiene trámites legales que dependen de otras instancias por lo cual no podemos alegar extemporaneidad para eludir, retardar o rechazar la indemnización.

También debemos recordar que “es válido el seguro de vida en el que el asegurado establezca como beneficiario a un tercero (Art.91).

Autor: Prof. Elías Muñoz

Deja un comentario

Cerrar menú