Conducir por la ciudad,cómo hacerlo de la mejor manera,nos ayudará a llegar a tiempo a nuestro destino.

Conducir en el tráfico diario produce aumento de:

  • Estrés y  agresividad.
  • Alteraciones en la atención.
  • Fatiga, cansancio
  • Entumecimiento muscular
  • Desadaptaciones fisiológicas
  • Intento de recuperar el tiempo perdido con conductas arriesgadas.

Conducir en horas pico o circular por calles atascadas, implica una carga de tensión y estrés bastante habitual en las grandes ciudades.

A esto que hay  añadir, agravantes como la contaminación o el ruido.

La violencia es uno de los rasgos típicos de la conducción urbana.

La proximidad entre los vehículos, cuyas maniobras se consideran no pocas veces como amenazantes, son el germen de muchos conflictos de tráfico.

Para evitar todas estas tensiones, es recomendable:

  • Evitar los signos externos estresantes
  • Procurar distraerse con música
  • Mantener un buen ambiente en el vehículo.
  • En la medida de lo posible, mantener una charla distendida con el acompañante.
  • Si puede, procure llevar ropa cómoda.

En las ciudades ha habido un incremento de accidentes.

Más los accidentes con víctimas mortales, permanecen en un nivel inferior a las cifras que se dan en las carreteras.

Otro de los aspectos a tener en cuenta, es el elevado número de infracciones que se producen en la circulación urbana.

Si bien en algunos casos no son peligrosas para la integridad física de las personas, sí trastornan el normal desarrollo de la vida en común.

Circular por ciudad, también incrementa el gasto habitual de los vehículos.

Por qué?

Pues, el consumo de combustible puede superar el 20% del consumo normal.

Por otra parte,otros elementos del vehículo también se incrementan o se deterioran con más frecuencia (aceite, neumático, etc).

Fuente: CEA

Deja un comentario

Cerrar menú